Virus “exportados” desde la Tierra podrían proliferar en Marte

Virus que infectaron bacterias presentes en el desierto de Atacama, Chile, podrían propagarse en una nave espacial con destino a Marte/Levante

 Virus que infectaron bacterias presentes en el desierto de Atacama, Chile, podrían propagarse en una nave espacial con destino a Marte, teniendo en cuenta los patrones de dispersión de esos microorganismos, se conoció en esta jornada.

Un equipo internacional de científicos liderado por la Universidad de Duisburg-Essen, en Alemania, confirmaron que podrían multiplicarse debajo de las rocas marcianas, tal como sucede en el desierto chileno considerado un análogo de ese planeta, según artículos publicados en las revistas Msystems y Microbiome.

El hallazgo de virus y microbios en la región no polar más seca y con mayor radiación intensiva de la Tierra sorprendió a los expertos porque el calor y la extrema sequedad del lugar no afectaron a algunas variedades de microorganismos, más bien contribuyeron a su multiplicación bajo la tierra.

Identificaron microbios muy específicos llamados arqueas (Archaea), predominantes las partes cubiertas de rocas donde encuentran protección de la radiación ultravioleta.

Recordaron las publicaciones que el desierto de Atacama, con una extensión de más de 100 mil kilómetros cuadrados, atraviesa toda la costa del Pacífico perteneciente a Chile, convirtiéndose en una los sitios más áridos del planeta.

Las precipitaciones anuales alcanzan un promedio de 0,5 milímetros, menores incluso que las registradas en otras regiones áridas y secas del planeta, como por ejemplo el Valle de la Muerte en California, Estados Unidos.

Estas condiciones son utilizadas para poner a prueba teorías y herramientas a emplear en Marte y, a partir de la nueva investigación, evitar la propagación de virus “exportados” desde la Tierra hacia el planeta rojo.

Los resultados de la investigación demuestran que diversos virus están dispersos por el desierto y que podría propagar genes de resistencia al estrés y garantizar su supervivencia y mayor proliferación.

nyr/PL