Museos de Farmacia de La Habana

En el centro histórico de La Habana Vieja, sobresalen tres interesantes museos especializados en la historia de la farmacia cubana.

Museo de Farmacia Sarrá

Sarrá, Johnson y Taquechel, ilustres apellidos de sus fundadores que las identifican entre las más antiguas de la ciudad, pues las tres datan de la segunda mitad del siglo XIX.

Museo de Farmacia Johnson

En ellas se muestran utensilios de farmacia y laboratorio de la época, los cuales nos permiten adentrarnos en las costumbres y los quehaceres de los habitantes de entonces.

Museo de Farmacia Taquechel

Se conoce que los comienzos de la actividad farmacéutica en Cuba se remontan a más de 5 siglos en el tiempo.

Fechas tan lejanas como 1598, cuando Sebastián Milanés y López Alfaro fundaron dos negocios ubicados, el primero, en la calle Real, hoy Muralla; y el segundo, cerca del Desagüe (Callejón del Chorro).

Allí se podían hallar remedios para diferentes dolencias entre ellos alcanfor, opio, agua de canela, jarabes y ungüentos. Para 1670 existían una docena de establecimientos de este tipo en la ciudad. Sin embargo, el desarrollo de la producción azucarera le aportó mayor crecimiento.

La frucanga, uno de los preparados que trascendió los límites de la manigua Mambisa, llegó para quedarse y convertirse, a su vez, en uno de los más se apreciados por los pobladores. El preparado se componía de miel de caña fermentada y aguardiente.

Museo Farmacia habanera

El siglo XVIII trajo aires de modernidad europea a las farmacias habaneras, al incorporar el uso de frascos de porcelana y cristal, así como anaqueles de caoba, en  sustitución del antiguo mobiliario de madera de pino.

La moda francesa del momento inspiró a Sarrá, Johnson y Taquechel, quienes incluyeron elementos utilitarios y decorativos en sus establecimientos, los cuales, aún conmueven a los visitantes por la belleza de sus formas y la historia de los ingredientes, fórmulas y preparaciones.

Otra de las singularidades de estas farmacias museos es que en ellas puedes, a la vez, adquirir conocimientos y hacer compras de productos naturales, especias, infusiones, plantas medicinales y otras ofertas de gran aceptación popular.

Fotos: Internet

lgl