Propone artista cubano diálogo entre pintura y grabado

Cartel de la exposición Resistencia, del artista cubano José Omar Torres, quien expone en el Museo Conde Rul, en la Plaza de la Paz de la ciudad de Guanajuato, como parte de las acciones del 49 Festival Internacional Cervantino. Imagen: Tomada de Radio Enciclopedia

La exposición Resistencia, del artista cubano José Omar Torres, se exhibe en el Museo Conde Rul, en la Plaza de la Paz de la ciudad Guanajuato, como parte de las acciones de la 49 edición del Festival Internacional Cervantino, evento que se extenderá hasta este domingo.

El público mexicano podrá disfrutar de esta muestra más allá del cierre del Festival, pues estará en la galería hasta mayo de 2022.

Integran este trabajo 10 telas de mediano formato y 10 colagrafías intervenidas y, a través de ellas, constatamos la fructífera sinergia entre estas dos modalidades plásticas; de manera que, en sus lienzos o sus dibujos, descubrimos las ganancias de las técnicas del grabado y, a la inversa.

En las litografías del artista cubano y, especialmente en las colagrafías, existe un notable dominio del colorido, las figuraciones y transparencias.

También hay en estas piezas gran creatividad, diversidad y autenticidad; todo ello es resultado de un artista que ha sabido con sapiencia desarrollar y enriquecer su lenguaje creador.

Al respecto, el poeta Waldo Leyva, actual consejero cultural de la embajada de Cuba en México, expresó: “No es posible asumir una comprensión cabal de la obra plástica de José Omar Torres si no entendemos ese diálogo permanente que se produce entre pintura y grabado; entre grabado, pintura y dibujo; donde éste último resulta una referencia muy significativa; porque en él intenta el autor reproducir, con mucha frecuencia, la textura de la piedra o la docilidad de la pasta”.

Más adelante el especialista subrayó: “Tampoco se puede desestimar el estampado, de naturaleza casi lírica, de la monotipia, cuya manipulación arroja sorprendentes resultados; no sólo por la introducción de elementos figurativos con grafito o pincel, sino por la maestría lograda en el manejo del color: las piezas llegan a recordar, por su luminosidad y transparencia, verdaderas acuarelas o acrílicos sobre tela”.

Resistencia, obra del artista cubano José Omar Torres, quien expone en el Museo Conde Rul, en la Plaza de la Paz de la ciudad de Guanajuato, como parte de las acciones del 49 Festival Internacional Cervantino. Foto: Tomada de Radio Enciclopedia

En sentido amplio, José Omar se inserta en el abstraccionismo, pero lo hace a partir de un tratamiento temático, cromático y compositivo muy suyo; de alguien que ha sabido mirar de reojo a Klee, Mondrian y Miró, y ha escapado de Amelia Peláez y René Portocarrero para inventar códigos personales y trazar un puente donde asoma la figuración en medio de planos geométricos y manchas.

A través de esa visión personal, el artista asume una de sus obsesiones: la ciudad, su arquitectura y atmósfera; mediante este ambiente descubre resquicios, capta atmósferas y comparte percepciones con el espectador.

La ciudad y, particularmente la ciudad de La Habana, está en el foco de atención; pues al decir de la crítica de arte Marilyn Sampera: “La ciudad se nos revela en una mirada desde una geometría de calles donde el tiempo y la memoria entretejen el paso del hombre. He aquí el misterio de estas obras en las que la poesía mora en las entrañas de la ciudad”.

Miguel Darío García Porto

amss/Tomado de Radio Enciclopedia

Impactos: 28