Primer ministro de Cuba señala fallas en ejecución presupuestaria

Primer ministro de Cuba, Manuel Marrero/PL

El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, llamó en esta jornada a perfeccionar la elaboración y ejecución del presupuesto estatal, y perfilarlo cada vez más a satisfacer necesidades sociales.

El jefe del Gobierno señaló deficiencias actuales en el plan de gastos e ingresos estatales durante una intervención ante el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), en esta capital

No se cumplen los presupuestos asignados para subsidios a la construcción de vivienda, para las madres solteras con más de tres hijos y en otros acápites de destino social e incluso para desarrollos locales, apuntó.

Dijo que eso suma cientos de millones de dólares sin ejecutar, por más que el grueso del presupuesto estatal se destine para gastos en educación y salud, gratuitas para el pueblo cubano.

Criticó estructuras administrativas innecesarias y plantillas infladas que tienen mayor incidencia a nivel de municipio.

En tal sentido, consideró demasiadas las más de dos mil unidades presupuestadas existentes a nivel nacional y aseguró que en muchos casos no se justifican.

Informó que el Consejo de Ministros analizó el tema y aprobó principios para su perfeccionamiento, todo para conseguir una administración pública más eficiente.

Añadió que desde el presupuesto se invierten miles de millones en la actividad empresarial, incluso para cubrir gastos de empresas que funcionan con pérdidas.

Acotó que el presupuesto del Estado no puede seguir financiando perdidas producto del robo, desvío de recursos e ilegalidades, tampoco la ineficiencia.

No puede ser la solución para todo aquel que administre mal, remarcó.

Consideró que el plan tiene que concebirse para dar respuesta a las mayores necesidades de la población, con presupuestos más enfocados a las políticas públicas y a los ciudadanos vulnerables.

Propuso al respecto cambios en la elaboración del informe sobre la liquidación del presupuesto, en particular respecto a la valoración del impacto social y para la rendición de cuentas de territorios.

El presupuesto del 2022 tiene que ser un presupuesto diferente, con respuestas claras, debe ser un presupuesto donde esté reflejado el impacto que ha tenido en la solución de los problemas principales realizados por la población. “No puede haber improvisaciones para el 2022”, ratificó Marrero Cruz.

nyr/PL

Impactos: 50