Cali pesa, pero Cuba tiene hombros fuertes

Edisnel Enrique se dice un enamorado de su deporte, disciplina que practica desde los diez años. Foto: José Tito Meriño

Otro de los deportes cubanos que actualmente pone todo su empeño en prepararse lo mejor posible de cara a los cercanos Juegos Panamericanos Junior de Cali 2021, es la halterofilia.

La joven armada antillana se alista en los gimnasios de la Escuela de Formación de Atletas de Alto Rendimiento (Esfaar) Cerro Pelado de La Habana con una preselección compuesta por ocho pesistas: cinco varones y tres hembras, todos en espera de que en los próximos días se conozcan finalmente los nombres de los atletas que ocuparán las cinco plazas otorgadas a la disciplina para competir en la cita de la urbe colombiana.

Bajo la batuta del técnico Lázaro Rivera Pérez, muchachas y muchachos se encuentran sumidos en un arduo adiestramiento que involucra a las divisiones de 73, 81, 109 y +109 kilogramos en el caso de ellos; mientras, las chicas se aprestan en las categorías de 76, 87 y +87 kilos, aunque, según declaró el entrenador, a tierras cafeteras se acudirá con las divisiones de mejores posibilidades para el equipo.

De acuerdo con Rivera Pérez, los atletas se encuentran en buena forma deportiva a pesar del tiempo que han tenido que mantenerse entrenando en casa por causa de la pandemia y recibiendo instrucciones por medio de las redes sociales.

Afortunadamente para el grupo, la mayoría de los integrantes de la preselección sí poseen experiencia competitiva internacional, pues son los mismos que participaron en el clasificatorio a Cali, torneo que tuvo lugar en Manizales, Colombia, en julio pasado.

Entre las preseleccionadas femeninas destacan figuras de mucha proyección como María Félix Sarría de solo 17 años, quien en más de 87 kilos sumó un metal de bronce en Manizales y unos meses antes, en Monterrey, México, se apropió de dos cuartos lugares en el torneo continental sub-17.Elizabeth Entenza y Yasuney Garrido, son otros nombres que se barajan en la selección del trío de chicas.

Entre los hombres, uno de los que ayudó a Cuba a conseguir los cupos a la fiesta continental juvenil fue el granmense Edisnel Enrique Corrales Rondón, que en la justa clasificatoria colombiana conquistó el subtítulo en la modalidad de arranque con 130 kg, y concluyó tercero con biatlón de 292, para superar en 10 kilos su propia actuación en el campeonato panamericano para mayores celebrado en abril de este 2021.

La joven promesa de la disciplina en la Mayor de las Antillas aseguró a Juventud Rebelde durante nuestra visita al centro deportivo capitalino que la preparación marcha bien, «estamos aprovechando el tiempo al máximo para poder llegar a la competencia en la mejor forma y de esta manera cumplir los propósitos que nos hemos trazado», expresó el atleta de solo 20 años.

«De llegar a competir en Cali mis aspiraciones personales rondan en torno a mejorar mis marcas, que son de 130 kg en arranque y 163 en envión. Por supuesto, todo deportista piensa en medallas y en poder llevarse al cuello la más codiciada de ellas, pero lo fundamental que perseguimos es superar los resultados de cada uno, si logramos eso, habremos cumplido las metas que nos propusimos como equipo», aseguró el muchacho.

Para Correa Rondón, representante de los 73 kg, la lid clasificatoria de Manizales además de garantizarle al país cuatro pasajes al certamen caleño, les dio la oportunidad de ser testigos de la preparación de quienes serán sus contrincantes en la justa para menores de 23 años, en la cual, entre los locales, sobresalió la actuación de Arley Bonilla, un talentoso atleta que ya cuenta en su palmarés con un título en un campeonato juvenil panamericano; además de ser campeón iberoamericano, suramericano y sub-23.

«Por lo que pude apreciar en esa justa, en Cali pudiera tener a un representante colombiano y a un peruano entre mis principales adversarios, pero por ahora no pienso mucho en ello, prefiero concentrarme en la preparación porque sabemos que estará en nuestras manos el que podamos clasificar de manera directa a los Panamericanos de Chile, algo que para nosotros es una gran motivación y a la vez una responsabilidad que pensamos asumir de la mejor manera», puntualizó.

Los pesistas cubanos competirán del 26 al 29 de noviembre en el coliseo Ramón Elías López en Palmira, una de las subsedes de los juegos. Esa instalación, según los organizadores de la lid, exhibe majestuosidad, tanto en la zona de competencia, conocida también como Pabellón Blanco, como en la destinada a los calentamientos, bautizada como el Pabellón Verde.

Foto: Imder Palmira

El Pabellón Blanco de la ciudadela deportiva Ramiro Echeverry Sánchez de Palmira será la sede de las pesas en los próximos juegos.

El torneo ofrecerá premios en las divisiones olímpicas de 49, 55, 59, 64, 76, 87 y más 87 kg entre mujeres y para los hombres en 61, 67, 73, 81, 96, 109 y +109 kg.

Para Cuba y sus pesistas queda el compromiso de ir en pos de finalizar entre los cinco mejores en cada una de las divisiones en las que elijan participar, por supuesto, sin descartar la posibilidad de conquistar alguna presea.

lgl/Tomado de Juventud Rebelde

Impactos: 29