Cuba agradece a Unicef donación de planta productora de oxígeno

Foto: PL/Juan Muñoa

Autoridades de Cuba agradecieron a la Unicef la donación de una planta productora de oxígeno medicinal con capacidad para 50 metros cúbicos por hora, única de su tipo en el país.

El equipo con tecnología de punta brasileña, ubicado en el Hospital Militar Central doctor Carlos Juan Finlay de esta capital, ya se encuentra conectado a la red central y garantiza el suministro del gas a las salas de terapia intensiva, hospitalización y unidades quirúrgicas.

Ana Teresita González Fraga, viceministra primera del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), destacó el apoyo y la respuesta inmediata del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) a las necesidades del pueblo cubano, durante un acto realizado en esa institución hospitalaria.

González Fraga precisó que la ayuda de esa agencia internacional siempre ha estado alineada a las prioridades del país caribeño y en el fortalecimiento del sistema de salud, manifestada en el donativo de la planta productora de oxígeno medicinal adquirida con fondos propios.

Mencionó la coordinación con el Ministerio de Industrias, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, entre otras instituciones, en la instalación del equipo a principios de mes para aliviar la demanda del gas debido al incremento de casos de Covid-19 y la rotura de la planta encargada de abastecer el vital recurso en el país.

Por su parte, Brandao Co, representante de la Unicef en la isla, ratificó el acompañamiento a las autoridades nacionales para contener la propagación del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad, y mantener la vitalidad de los servicios de salud.

Co explicó que la instalación del equipo en ese hospital, con entre ocho mil y 10 mil intervenciones quirúrgicas, responde a que el 85 por ciento de sus servicios corresponden a población civil de los municipios de Marianao, La Lisa y Playa, así como otros pacientes de las occidentales provincias de Pinar del Río y Artemisa.

En caso de excedente, la planta puede llenar tres cilindros cada dos horas para beneficio de otras instituciones de salud en las cuales son atendidos pacientes con Covid-19 y otras patologías.

El ingeniero Lázaro Rafael Moliné Mesa, especialista en Electromedicina del centro hospitalario, explicó que produce oxígeno medicinal con una pureza de hasta 98 por ciento mediante un sistema de absorción-compresión, en el cual paneles de zeolita extraen el aire y expulsan el nitrógeno.

Moliné Mesa precisó que un grupo electrógeno garantiza su funcionamiento en caso de faltar la electricidad y, al estar dentro de un contenedor, puede trasladarse hacia otros lugares en caso de desastres naturales y otras situaciones excepcionales.

ga/nmr

lgl/Prensa Latina

Impactos: 32