Sobreviviente de un síndrome “mortal” poscovid en Cuba (+Fotos)

Karina Mustelier Hernández, la primera persona en Cuba en padecer el síndrome hemofagocítico (SHF) , como una complicación de haberse contagiado con COVID-19. Foto: cortesía de la entrevistada.

A sus 17 años, Karina Mustelier Hernández se define como “una sobreviviente”. No hay asomo de duda en esa expresión cuando lo dice; es una aproximación exacta para quien tuvo hasta la fecha “la desdicha de ser la primera persona en Cuba en padecer el síndrome hemofagocítico (SHF) “, como una complicación de haberse contagiado con COVID-19.

Fue una experiencia terrible y es un milagro que hoy pueda contar mi historia. Una vez que sufres este síndrome, las posibilidades de vivir son muy pocas“, cuenta la adolescente matancera en una entrevista realizada por el sitio web Cubadebate.

Karina a cinco meses de haber ganado la batalla a la COVID-19 y sus secuelas. Foto: Cortesía de la entrevistada.

De los días interminables en la terapia intensiva del hospital pediátrico “Eliseo Noel Camaño”, su doctor de cabecera—aunque insiste en que salvar a Karina fue el resultado del trabajo y amor de muchos profesionales dentro y fuera de Matanzas—recuerda la incertidumbre que hubo que espantar contra reloj.

La respuesta favorable de Karina evidencia la adecuada aplicación de los protocolos por parte del personal médico y de enfermería. Foto: ACN.

Amauri Lázaro Noda Albelo no olvida el desasosiego de la familia, la certeza repetida de que ante la COVID-19 nuestros niños están en peligro, y aquella adolescente, acoplada a un ventilador mecánico y con múltiple falla de órganos era prueba de ello. Por dos meses estuvo hospitalizada.

Karina junto al pediatra Amauri Lázaro Noda Albelo, su médico de cabecera, durante una consulta de seguimiento. Foto: Cortesía del entrevistado.

El síndrome hemofagocítico (SHF) es una patología poco frecuente, pero más que eso es subdiagnosticada, con una elevada mortalidad, explicó a Cubadebate el doctor Noda Albelo, especialista en segundo grado de Pediatría.

El SHF se caracteriza por una respuesta extremadamente exagerada, no controlada del sistema inmunológico y por un fallo secuencial de muchos sistemas orgánicos. Foto: Cubadebate.

“Puede presentarse de dos formas: una es la forma primaria que aparece en individuos, sobre todo en la primera infancia, como consecuencia de algunas alteraciones genéticas; y está la secundaria, que es la que nos interesa en el caso de la COVID-19“, apuntó.

Es una enfermedad que se caracteriza por una respuesta extremadamente exagerada, no controlada del sistema inmunológico. Si esa agresión se mantiene en el tiempo, el sistema inmune tratando de erradicarla lo que hace es dañar todo el sistema de tejidos, y en última instancia de órganos”, abundó el experto.

La adolescente de 17 años traía como antecedente una artritis idiopática juvenil para la que tenía tratamiento. Ingresó al hospital padeciendo un posible dengue, se egresó y regresó pocos días después con el diagnóstico ya de una infección por  el virus SARS-CoV-2, comentó el especialista.

Karina junto a su mamá ya en su casa, a menos de un mes de salir del hospital. Foto: Cortesía de la entrevistada.

Mis órganos ya están mejorando, todos… y le doy gracias al doctor Amauri y a todos los médicos que me ayudaron, a mis familiares y amigos, que emocionalmente han sido de gran apoyo en este proceso”, dice.

Cuando Karina enfermó, el número de menores contagiados en el país no llegaba a los 200. Hoy, sobrepasan los 129 800 niñas, niños y adolescentes que han enfermado con COVID-19, desde el inicio de la pandemia y 14 de ellos han fallecido.

Los riesgos de enfermar y padecer las complicaciones y secuelas de este virus están ahí, latentes, y las cifras lo confirman.

Leer y releer los mensajes que hilvanan este texto, solo puede pensar que prefiere saber de historias como las de esta niña que desafió a la COVID-19, pero te asalta la certeza de que ante este virus, siempre puede haber batallas perdidas. Cuídate, cuídalos.

nyr/Cubadebate

Impactos: 38