Yulimar Rojas, su récord y su historia

Por/Pedro Jorge Velázquez

Fotos de Internet

Voy a contarte una pequeña historia sobre Yulimar Rojas, la Campeona Olímpica, la mujer que acaba de romper el Récord Mundial en Triple Salto en unos Juegos Olímpicos, algo que ninguna fémina había hecho antes. Yulimar no nació en cuna de oro.

Vivió en un barrio pobre ubicado en Puerto La Cruz (estado de Anzoátegui) y deseaba ser voleibolista. Solo mediante los programas deportivos impulsados por Chávez para sacar deportistas de los sitios más humildes fue que Yulimar descubrió que podía ser saltadora.

Acá en Cuba bien conocemos esto pues son muchos los colaboradores cubanos que fueron a la “Misión Barrio Adentro” a masificar el deporte y darle nuevas oportunidades a los jóvenes pobres. Esto no es un cuento de camino.

Si prefieres leerlo en sus propias palabras aquí te lo dejo: “El presidente Hugo Chávez fue un pilar fundamental para el deporte en mi país. Impulsó muchos métodos para que el deporte llegara a los más bajos niveles y que los niños vieran que el deporte era importante para la salud, para los valores humanos…Y él siempre tuvo ese cariño, ese amor hacia el deporte en Venezuela”. (Declaración ofrecida en el 2018)

Tampoco es una deportista neutral. Se ha posicionado contra el colonialismo y la imposición. El mes pasado escribió en sus redes sociales: “La independencia es un valor ético muy en boga en los últimos años. Asociada a la noción de libertad, de justicia y de autodeterminación, muchos países en los últimos siglos se han despojado de las amarras coloniales para devenir estados con derechos y legislaciones propias”.

Ahí está hoy Yulimar, con su récord, con su medalla, con sus sueños cumplidos; sin filtros, sin nada que esconder, segura de sí misma, hermosa y eufórica. Ahí está la joven de piernas largas y saltos contundentes que enamora al continente y que no olvida de dónde salió: “Me gustan mis arepas, mi pasta con carne molida; compartir con mi gente, abrazarlos, aunque ahorita no podemos por la cuarentena, claro. También me gusta jugar play (Playstation), ir al cine, la playa. Yo sigo siendo la misma chama que vivía en el ranchito de Pozuelos”. (Declaración ofrecida en el 2020)

odh/Tomdo de Facebook

Impactos: 348