Frank País García

Foto: Tomada Internet.

Hace sesenta años los verdugos uniformados que en las calles de Santiago de Cuba dispararon veintidós veces sus armas contra el joven Jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio, no sabían la inteligencia, el carácter, la integridad que habían asesinado.

No podían saberlo, porque aquellos monstruos pertenecían al bando de los que odian y deshacen, mientras Frank País García cerraba filas en la legión de los que aman y fundan. 

Foto: Tomada de Internet

Quizás haber nacido un 7 de diciembre supuso en Frank Isaac la inspiración de igualar la hombradía del Titán que había caído por la independencia de Cuba en esa misma fecha.

Para que el maestro santiaguero de dulce sonrisa y mirada soñadora asumiera el amor por su patria irredenta con el compromiso de fundar en ella la libertad y la justicia por las que tanto habían luchado los próceres del siglo XIX.

Foto de Archivo/Internet

Sólo veintitrés años tenía Frank País García cuando el 30 de julio de 1957 su cuerpo constelado de balazos se convirtió en símbolo pujante de una heroica ciudad que ya conocía del coraje, la inteligencia, el carácter y la integridad del joven revolucionario.

En quien Fidel había confiado la organización del alzamiento armado del 30 de noviembre de 1956, con el fin de apoyar el desembarco de los expedicionarios del Granma.

Foto de Archivo/Internet

Sólo veintitrés años tenía Frank País cuando pasó a formar parte del sagrado martirologio de esta tierra nuestra, para hacerse eterno legionario del cabal y amoroso patriotismo de quienes han ofrendado su vida a la sublime causa de fundar con su sangre una esperanza.

nyr

Impactos: 45