Estudios preliminares demuestran que perros podrían detectar la COVID-19 con gran efectividad

Un nuevo estudio indica que los perros podrían ayudar en la lucha contra la COVID-19. En una colaboración entre la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, la Universidad de Durham y el grupo perros de detección médica, los científicos completaron la fase 1 de un ensayo que examina si, en condiciones controladas, los perros podrían oler e identificar la infección por ese virus.

Seis perros (de izquierda a derecha: Marlow, Tala, Millie, Lexi, Kyp y Asher) ayudaron a los investigadores a estudiar si los perros podrían oler e identificar las infecciones por COVID-19. Foto: RHC

Seis perros participaron en el estudio, con edades comprendidas entre los cuatro y los seis años. El grupo incluía razas de labrador, golden retriever y cocker spaniel. Los investigadores dijeron que los perros pudieron captar el olor de la COVID-19 después de seis a ocho semanas de entrenamiento.

Los primeros resultados se han publicado en un estudio de preimpresión, lo que significa que el trabajo aún no ha sido revisado por pares ni publicado en una revista médica.

En el ensayo de fase 1, a los perros de trabajo se les asignó la tarea de detectar la COVID-19 en muestras de ropa y mascarillas. Los investigadores examinaron si los perros podían distinguir entre muestras positivas y negativas por coronavirus.

Los resultados son extremadamente emocionantes, dijo James Logan, líder del proyecto en el estudio.

Los perros mostraron una tasa de sensibilidad de alrededor del 82% al 94% en la detección de la COVID-19. El análisis químico de la infección mostró un olor distintivo asociado con la COVID-19. Los investigadores están en el proceso de identificar los químicos exactos detrás de este olor.

Los perros podían detectar COVID-19 con una velocidad y precisión increíbles, dijo Logan, incluso si una persona no presentaba síntomas. La tasa de especificidad, que midió la capacidad de los perros para indicar si alguien no tenía COVID-19, osciló entre el 76% y el 92%.

Los autores del estudio dicen que una prueba de PCR sigue siendo el estándar de oro, pero sugieren que los perros podrían proporcionar una forma más rápida y sencilla de detectar COVID-19 en áreas de mucho tráfico. Los perros también podrían disuadir a las personas de ir a espacios de alto contacto mientras están infectados.

    La otra cosa acerca de los perros es que servirían como un disuasivo visual, por lo que si la gente supiera que iban a ser examinados en el aeropuerto por los perros, es muy probable que la gente lo pensara dos veces antes de viajar si estuvieran infectados, dijo Logan.

nyr/Tomado de Radio Habana Cuba

Impactos: 43