Recomiendan científicos combinar vacunación con medidas sanitarias

Foto: Ricardo Gómez

La importancia de combinar la vacunación ante la COVID-19 con medidas sanitarias, higiénicas y de bioseguridad fue resaltada por Raúl Ginovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana en reunión de este miércoles del Grupo de Trabajo Temporal (GTT) de La Habana.

Invitado por las máximas autoridades de la capital, Guinovart, a nombre del Grupo Técnico de Modelado y Epidemiología, reiteró que el cumplimiento del programa de intervención masiva debe estar acompañado del uso correcto del nasobuco; empleo de sustancias alcohólicas; distanciamiento físico, social; y acciones restrictivas; porque personas inmunizadas, en algún porcentaje, pueden adquirir y transmitir la pandemia, aunque es más difícil que lleguen a estados grave o crítico.

En el encuentro, de manera tajante, Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario en la ciudad, insistió en que el pueblo nunca puede confiarse; y por eso es importante explicar la necesidad de cumplir las medidas de bioseguridad en las casas, centros laborales e hizo hincapié respecto a la organización de las colas en mercados y tiendas.

Reconoció que aunque hay respuesta ciudadana y la gran mayoría de los capitalinos usan el nasobuco y tienen conciencia sobre lo orientado, aún estamos inconformes.

A las autoridades sanitarias las convocó a ser más eficientes en la estratificación de zonas donde surjan contagios; a preguntarse si estamos buscando los casos donde debemos, cómo marchan las instituciones sociales; y siempre llegar a la esencia de los problemas sin auto complacencia, para impedir el retorno a situaciones complejas.

Iríbar puntualizó: “No se trata de ser modestos, sino de ser responsables; porque los que dirigimos tenemos una responsabilidad muy grande, y es con el pueblo. Tenemos que salvar a un pueblo. Nunca desmayar en el rigor de los análisis”, precisó.

El Doctor Guinovart Díaz, al dar precisiones sobre lo que ocurre en cuanto al combate de la epidemia ahora en La Habana, dijo que va disminuyendo la tasa de incidencia en los municipios en la medida que van administrando a la ciudadanía las dosis de vacunas, y a la vez decrecen casos graves y fallecidos por esta causa.

En cuanto a los pronósticos, vaticinó que a finales de julio y principios de agosto, de seguirse cumpliendo las medidas restrictivas, acompañadas de la intervención sanitaria, pudiera lograrse determinado control de la pandemia; mientras arribaríamos a una situación mucho más favorable para los últimos días de agosto y principios de septiembre. Siempre recordando que para ello es imprescindible el acatamiento de las normas de bioseguridad.

Agregó que para estos estudios tuvieron en cuenta experiencias de otras naciones, publicaciones internacionales; y sobre todo experiencias de investigadores de la Isla, algunos de los cuales dieron su aporte en la reunión GTT, como la doctora María Vidal Ledo y el máster en Ciencias Wilfredo Mobles Lezca.

Foto: Ricardo Gómez

Torres Iríbar destacó la valía de propuestas, exámenes y pronósticos hechos por los expertos durante la contienda contra la enfermedad; y sobre todo las alertas oportunas para actuar de manera adecuada en cada momento.

Agradeció que también sus avisos llegan mediante las redes sociales con el fin de corregir errores o tendencias negativas, y por esa labor ganaron el respeto y admiración del pueblo.

Reinaldo García Zapata, gobernador de la ciudad, comentó que el esfuerzo del país para vencer la epidemia tiene que estar acompañado del trabajo minucioso y riguroso a todos los niveles de dirección.

Recomendó traer al GTT a rendir cuenta a los municipios que suban ligeramente sus parámetros y número de contagios, realizar mejor la estratificación de zonas más complejas e ingresar a los casos sospechosos.

Sobre el proceso de vacunación, la doctora Nilda Roca Menéndez, subdirectora Provincial de Salud de la capital, explicó que este martes comenzaron los cuatro municipios previstos (La Lisa, Playa, Plaza y 10 de Octubre). Todos vacunaron por encima del 10 por ciento planificado para la jornada.

Agregó que en la capital debe vacunarse un universo de un millón 431 mil habaneros, y en primera dosis, está el 63 por ciento de esa cifra.

Foto: Ricardo Gómez

Situación epidemiológica

Este martes, luego de realizar seis mil 714 estudios, diagnosticaron 361 positivos, de ellos nueve importados. No se acumulan casos sin fuente de infección demostrada en 15 días. La tasa de incidencia disminuye en los últimos 15 días, aunque los municipios Playa y Cotorro incrementan esa cifra.

Las mayores complejidades epidemiológicas se concentran en Centro Habana, Boyeros, Habana Vieja, La Lisa, San Miguel del Padrón, Marianao, 10 de Octubre, Arroyo Naranjo, Cerro y La Habana del Este.

La provincia mantiene 45 eventos activos, de ellos seis institucionales; además de 986 controles de focos. Abren 138 en la jornada y cierran 119.

Reportan 11 trabajadores de la Salud confirmados, cinco de ellos con fuente de infección institucional. Atienden en las Unidades de Atención al Grave 79 pacientes, evaluados 22 como críticos y 57 graves. A pesar de los esfuerzos del sistema, reportan a dos fallecidos en el día.

amss

Impactos: 47