Inmunización sanitaria frente a la COVID-19, privilegio y orgullo

Para Daymí Cabrera López, especialista en Recursos Humanos de la oficina central de la Servac, es un privilegio estar inmunizada con candidato Abdala. Foto: Inés María Miranda

Daymí Cabrera López, trabajadora de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Servicios a la Aviación Civil, Servac, se siente privilegiada luego de su tercera dosis con el candidato vacunal Abdala, que la protege contra el virus SARS-CoV-2.

Aunque, aclara: “seguiré cumpliendo con los protocolos sanitarios en casa y en el trabajo, como orientan las autoridades de Salud.”

Cabrera López, especialista en Recursos Humanos de la oficina central de la Servac, sita en 23 y P, en el Vedado capitalino, reconoce la organización, operatividad y humanismo en el vacunatorio instalado en la sede de la entidad para la inmunización sanitaria de los trabajadores y familiares que hayan preferido vacunarse por esta vía.

Siente, al mismo tiempo, orgullo por su país; y en particular, por los científicos cubanos que han puesto ingenio, voluntad y esfuerzo en los cinco candidatos vacunales y otros fármacos contra la COVID-19, con los cuales se prevé la población cubana quedará inmunizada este año.

Igualmente destaca el altruismo y solidaridad de Cuba en el enfrentamiento a la pandemia del nuevo coronavirus. Por eso, afirmó, sus candidatos vacunales serán también contribución a la salud de los pueblos del llamado Tercer Mundo.

Chequeo de presión arterial y otros signos vitales, previo a la inoculación del candidato vacunal Abdala. Foto: Inés María Miranda
Enfermera informa sobre las características de este proceso de intervención sanitaria con el candidato vacunal Abdala. Foto: Inés María Miranda

amss

Impactos: 119