Domadores, domaron

Bajo el nombre de Domadores de Cuba, la escuadra cubana de boxeo que se alista para tomar parte en los Juegos Olímpicos de Tokio dio este viernes una demostración de poder ante púgiles profesionales mexicanos

Por/OSCAR ALVAREZ DELGADO

Foto de Jit

Los Domadores de Cuba dieron este viernes una contundente demostración de poder al enfrentarse de tú a tú con una representación de púgiles profesionales de México. Como parte de su preparación rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio, los púgiles cubanos subieron al ring para efectuar un cartel amistoso en un formato con pleitos pactados a seis asaltos.

Los cubanos no decepcionaron, y desde el pleito inicial, demostraron que estaban en plenitud de forma cuando el +91 kilos Dainier Peró subió al encerado frente a Edgar Ramírez, un hombre que le superaba en peso, pero a quien logró vencer de forma contundente en los seis round efectuados, llevándose el veredicto de 3-0. Si bien en el encuentro no se declararon vencedores, la tarjetas de los imparciales fueron claras sobre lo ocurrido en el cuadrilátero.

Acto seguido llegó el turno de Julio César “la sombra”, a quien muchos esperaban ver con ansiedad, tras subir de los 81 a los 91 kilos. La incógnita estaba en si sería capaz de mantener la movilidad que le caracteriza, algo que se disipó rápidamente. Si bien en el primer asalto el cubano mostró un boxeo más conservador ante Julián “pitbull” Fernández, con la guardia en alto casi todo el tiempo, ya a partir del segundo asalto se soltó, y comenzó a “hacer de las suyas”, marcando y escabulléndose con la velocidad que le caracteriza. De esa forma se llevó un contundente 3-0, repitiendo lo hecho por Peró momentos antes, al ganar categóricamente todos los asaltos.

Quien apenas necesitó sudar fue Arlen López, otro que subió de peso (de 76 a 81 kilos) y demostró una vez más que tiene tanto talento como fuerza. En el mismo primer asalto Arlen puso en mala forma a Oscar “monstruo” Rioja, quien terminó sangrando de una herida a la altura de la ceja izquierda y su esquina decidió era mejor que abandonara el combate. Tras este resultado, llegó el momento del único cubano que aún está esperando su boleto a Tokio, el 76 kilos Yoenli Feliciano Hernández, quien dio una tremenda demostración al imponerse a Alfonso “ruso” Flores, 3-0 por triple 59-54, demostrando está en plena forma.

En los 55 kilos, Yosbany Veitía demostró su maestría al vencer de forma contundente a Emmanuel “el veneno” Domínguez, con triple 60-54. Otro que hizo de todo fue Lázaro Álvarez, que en los 57 se impuso en toda la línea a Mario “triturador” Díaz, púgil que no fue capaz de hacer honor a su apodo y terminó cediendo en las boletas de los imparciales.

El único cubano que no logró victoria, pero tampoco permitió la derrota, fue el 69 Roniel Iglesias, al terminar empatado con José Miguel Borrego por tanteador de (57-57, 58-56, 56-58) en un pleito movido donde ambos dieron lo mejor de sí.

Y en el pleito final, el 63 Andy Cruz debió darlo todo para llevarse finalmente el veredicto de los jueces ante Miguel “títere” Vazquéz, en un combate que llegó al quinto asalto empatado a dos rounds para cada uno, momento donde el cubano aceleró aún más para terminar con votación favorable de 2-1 gracias a marcadores de (57-56, 56-57, 58-55). De esta forma, los criollos mostraron que van a por todas para Tokio.

odh/Tomado de Tribuna de La Habana

Impactos: 51