La protección del patrimonio forestal también es prioridad gubernamental

Foto: Ismael Batista Ramírez

Para el Gobierno ha sido y es una prioridad la protección del patrimonio forestal de la nación, consciente de la importancia de los árboles en general y en particular en las zonas urbanas como un elemento que contribuye a mejorar la calidad de vida de nuestra población por sus beneficios sociales y ambientales.

Por ello, el Ministerio de la Agricultura (Minag) trabaja de forma coordinada con todas las instituciones implicadas en el manejo del arbolado urbano para alcanzar el equilibrio necesario ante los conflictos que se generan.

En los meses recientes, precisaron desde el organismo, se constata un mayor nivel de poda y tala en La Habana, debido a la prioridad que el Gobierno de la capital ha dado a los planteamientos y quejas de la población relacionados con este tema; y que además, responden a las medidas organizativas que se han adoptado para lograr una mejor y más eficiente utilización de los recursos disponibles para esta actividad.

“Las causas que provocan esta actuación, lejos de ser justificaciones, se ha comprobado que responden a problemas objetivos relacionados con las afectaciones que provocan los árboles y las acciones para minimizar los daños que pueden provocar los eventos meteorológicos extremos; donde la máxima prioridad está en preservar las vidas humanas y mantener los servicios básicos a la población, lo cual no quiere decir que los árboles y las ciudades sean incompatibles”, informaron.

No obstante, se aprecian casos de indisciplinas administrativas y sociales ante los cuales se han adoptado las respectivas medidas disciplinarias; y en este sentido, se debe considerar que los métodos de envenenamiento y anillamiento son improcedentes como parte de las tecnologías para el manejo del arbolado urbano; su utilización constituye una indisciplina ante las que se está actuando con la participación necesaria e imprescindible de la población y los órganos competentes.

Si bien es cierto que se han realizado podas excesivas o indebidas en violación de lo regulado, no quiere decir que se actúe de forma intencionada por las instituciones encargadas de estas actividades.

Los organismos competentes han trabajado en el control de esos trabajos; se desarrollan cursos de capacitación al personal encargado y se han tomado las medidas ante violaciones técnicas durante su realización, aunque la línea principal de trabajo de todas las instituciones es evitar que éstas sucedan.

Normas legales vigentes en Cuba, que de una forma u otra abordan la conservación, manejo y desarrollo del patrimonio forestal

– Ley 85 “Ley Forestal”.

– Resolución 330/1999 del Ministro de la Agricultura.

– Resolución 459 de 1996 Referida a la Poda y Tala de Árboles en las Zonas Urbanas.

Susana Antón Rodriguez

amss/Tomado de Granma

Impactos: 34