Cumplir lo establecido, propósito vital en tiempos de pandemia

Deleimi Nicle Soto, coordinadora de objetivos y programas en el Gobierno local del municipio capitalino 10 de Octubre. Foto: Marietta Riverí

Un promedio de 40 multas por jornada es el resultado de los operativos nocturnos que desde el 31 de mayo tienen lugar en la localidad capitalina 10 de Octubre, a fin de detectar el incumplimiento de las regulaciones para la restricción de movimiento establecidas y detener los contagios por la COVID-19 entre la población.

Presencia de menores en la vía pública, desplazamiento de autos sin los permisos establecidos, así como también uso incorrecto del nasobuco y reuniones o fiestas familiares con la asistencia de un elevado número de personas, se enumeran entre las principales violaciones en que incurre la población.

Al decir de Deleimi Nicle Soto, coordinadora de objetivos y programas en el Gobierno local, los operativos involucran a representantes de diversas entidades como la Policía Nacional Revolucionaria, salud pública, organizaciones políticas y de masas; y abarcan todos los consejos populares en horarios desde las 21:00 y hasta las 03:30 (hora local), sujetos a cambios de acuerdo a la conducta de los infractores.

Entre las áreas de mayor incidencia de indisciplinas figuran la Calzada de 10 de Octubre y los consejos populares Tamarindo y Luyanó; lugares donde se refuerzan las acciones, dada la elevada transmisión autóctona.

En el territorio actualmente existen más de 140 controles de foco abiertos y ocho eventos, dos de ellos en instituciones.

amss

Impactos: 54