Mambises y vampiros de Juan Padrón inundan Tenerife

Foto: Prensa Latina

Aunque descollaba por su carisma, probablemente jamás imaginó que sus personajes inundarían las Islas Canarias, España; y que el nombre de Juan Padrón se pasearía al lado de mambises y vampiros con sello auténtico cubano.

Entre afiches y libros de su autoría, el rostro sonriente de Juan Padrón se convirtió en figura de la cuarta edición de los Premios Quirino de la Animación Iberoamericana, con un homenaje póstumo al creador del mítico personaje en Cuba de Elpidio Valdés.

Fallecido hace poco más de un año, Padrón dejó un legado singular en frases que forman parte del acervo popular en la isla caribeña; tanto del intrépido luchador mambí contra el colonialismo español como de las ocurrencias en torno a los vampiros.

En conversación con Prensa Latina, la hija del también mago de los Quinoscopio (junto a Quino, el excelso autor argentino de Mafalda) y de Vampiros en La Habana, Silvia Padrón, reflexionó sobre el reconocimiento internacional a su padre.

Inspiradora hasta cierto punto del personaje de María Silvia, primero novia y luego esposa de Elpidio Valdés, remarcó que “este tributo ha sido una fuerza y un impulso, porque yo sé que luego van a sucederse muchísimas más cosas; es como un motor que ha arrancado y un empuje que nos han dado con este evento iberoamericano”.

Foto: Prensa Latina

Uno de los sueños que él tenía es que en el Centro creativo y cultural La Manigua (iniciativa del propio Juan Padrón) los niños fueran a hacer dibujos animados, historietas; esferas insuficientemente explotadas para el talento que hay en Cuba, comentó.

Algo muy relevante será desarrollar ese espacio de educación donde se siembren y florezcan más talentos, a partir del potencial que existe entre los cubanos, acotó.

Recordó que su padre era una persona con mucha vitalidad y le gustaba seguir aprendiendo, cuando incursionó en las artes plásticas.

“Fue muy adelantado, nunca quería aferrarse al pasado y tenía mucha confianza en el desarrollo y democratización de las tecnologías porque aparecerían muchos talentos”, precisó Silvia.

Durante la semana que terminó, en San Cristóbal de Tenerife, Islas Canarias, Juan Padrón fue objeto de numerosos homenajes; entre ellos, la exhibición de varias de las obras del notable caricaturista, ilustrador, historietista, guionista y cineasta.

“Para nosotros es muy importante que la obra de mi padre no termine con su desaparición física. Ha sido tan significativa para la cultura cubana que no podíamos dejarla en el silencio”, reflexionó Silvia.

Foto: Prensa Latina
Foto: Prensa Latina

Fausto Triana

amss/Tomado de Prensa Latina

Impactos: 43