La Literatura al alcance de la mano en la inmunización contra la COVID 19

Foto: Cubarte

No deja de sorprendernos, aun en tiempos de pandemia, la efervescencia que cobra el arte y la cultura como dinámicas esenciales en función del enriquecimiento de la vida del hombre.

En este principio necesario se enmarca la campaña concebida por el Ministerio de Cultura de Cuba en alianzas con las instituciones culturales de todo el país para acompañar el proceso de inmunización que se estima ponga fin a la pandemia que acosa al mundo ya hace más de un año; la cual, si bien ha devastado vidas y aportado dolor a familias en todo el mundo, ha generado un reto para los artistas cubanos quienes se han reinventado, desde el arte y la cultura, para amilanar la desolación de hombres y mujeres frente a semejante evento sanitario.

Como parte de la campaña, la cual propone la presencia de brigadas artísticas conformadas por artistas, aficionados, creadores, e incluso estudiantes de las escuelas de arte, desde las diversas manifestaciones, incluyendo el audiovisual, la literatura se proyecta con entregas necesarias y atractivas para todos los cubanos y cubanas que atraviesan por tan complejo proceso.

En una entrevista realizada a Juan Carlos Santana Molina, vicepresidente del Instituto Cubano del Libro, desde la sede de la Dirección Provincial de Cultura; espacio donde labora de manera continua el Grupo de Trabajo encargado de generar, instrumentar y dar seguimiento a esta campaña, conocimos sobre cómo la Literatura acompaña esta acción.

¿Cómo asume el Instituto Cubano del Libro esta convocatoria del Ministerio de Cultura de Cuba de poner la literatura al alcance de todos durante el proceso de vacunación contra la COVID 19?

JC: Como parte de este programa que prepara el Ministerio de Cultura de Cuba y en combinación con la dirección Provincial de Cultura, el Instituto Cubano del Libro ha desarrollado una programación conjunta con el Centro Provincial del Libro; en la cual estará presente la literatura en siete municipios, entre ellos, Arroyo Naranjo, Regla, San Miguel Padrón y La Habana del Este, con acciones de ventas de libro, presentaciones, actividades relacionadas con la Literatura y algunas lecturas de poesía en 12 centros de observación escogidos para esta etapa.

Teniendo en cuenta el concepto de esta campaña, el proceso de vacunación contra la COVID-19, y siendo este un escenario  complejo, ¿se ha considerado algún criterio de selección en cuanto a la propuesta literaria?

JC: Estamos trabajando en la selección de una literatura diversa y atractiva poniendo a disposición del público todo el inventario que existe hoy en las librerías.

Es una propuesta general que incluye todos los géneros y temáticas.  La mayoría de las 46 editoriales que tributan para el plan de la Feria Internacional del Libro y los ejemplares que regularmente quedan una vez concluido el evento.

Al mismo tiempo se incorporan títulos en producción, de ellos 189 terminados; además de una representación bastante significativa existente en la sede del Centro Provincial del Libro, lo cual facilita su colocación en los diversos puestos destinados a servir como vacunatorios para inmunizar a la población cubana.  

A la propuesta del Instituto Cubano del Libro se suma la novedad de proporcionar  a los  amantes de la literatura una serie de títulos que hasta el momento no existían debido a la imposibilidad, también por la COVID 19, de realizar este certamen.

Es una deuda del año 2007 de libros que no se habían podido producir por la situación económica del país y que verán la luz, por primera vez, gracias a esta iniciativa del Ministerio de Cultura de Cuba de convocar también a la Literatura para acompañar el recibimiento de esta vacuna tan importante para la protección de nuestro pueblo. 

Ante la oportunidad de las instituciones culturales cubanas de apoyar esta acción, donde el arte y la salud se hermanan por la vida, el Instituto Cubano del Libro se convierte en protagonista de una hazaña que demanda compromiso y entrega desde cada uno de los espacios implicados.

JC: El Instituto Cubano del Libro hoy no está cumpliendo con una meta. No estamos buscando un resultado, y mucho menos pretendemos llegar a esta actividad con la misma decisión comercial que pudiera caracterizarnos en otros escenarios.  

Ante esta misión de país, donde el arte y la cultura continúan al servicio del pueblo, nuestra misión es llevar la sensibilidad, el conocimiento, la capacidad de pensar y el entretenimiento que genera la literatura como manifestación artística para aligerar el estrés que supone un proceso como este. A eso nos conmina la Revolución, a asumir el arte y la cultura como huella indeleble que, necesariamente, marcha en cuadro apretado al lado de la vida. 

Belkis Curbelo

amss/Tomado de Cubarte

Impactos: 78