No bajar la guardia, prioridad permanente en La Habana

Foto: Raquel Sierra

“No se puede bajar la percepción de peligro en lo absoluto. Por el contrario, ahora es cuando más tenemos que arreciar las acciones”; sentenció Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en La Habana, en la reunión diaria de monitoreo de la situación epidemiológica y la vida económica y social de la capital.

Según se explicó, el grupo temporal de trabajo da continuidad a la labor del Consejo de Defensa Provincial, tiene similar composición y la misma dirección, con el objetivo de seguir conduciendo las acciones que se desarrollan para enfrentar la actual situación epidemiológica, cortar la transmisión y reactivar la economía.

En el encuentro de este jueves se evaluaron las opiniones de la población acerca del incumplimiento de las medidas por parte de la ciudadanía, la necesidad de reforzar y hacer cumplir lo establecido para contener la transmisión, la urgencia de elevar la percepción de riesgo y peligro, la falta de medicamentos y la permanencia y el juego de niños en la vía pública, entre otros.

El grupo de trabajo temporal para el enfrentamiento a la epidemia revisó la marcha de los aseguramientos y recursos para el incremento de camas en institutos y hospitales no especializados en la atención de la COVID-19.

La doctora Nilda Roca Menéndez, subdirectora general de la Dirección Provincial de Salud, se refirió a la marcha de la intervención sanitaria en la ciudad, que ha llegado con la primera dosis a 622 mil 344 personas.

Roca Menéndez dio a conocer que en los tres municipios donde a partir de este sábado se aplicará la primera dosis de Abdala: Arroyo Naranjo, Cotorro y Boyeros, se deberán inmunizar 378 mil 296 personas, entre comunidad e instituciones de Salud.

Para las próximas etapas, se analizó la situación de vacunatorios y sitios de observación; que se revisan anticipadamente para lograr las condiciones óptimas, hacer las reparaciones pertinentes o buscar sedes alternativas.

Al respecto se orientó continuar avanzando en ese proceso para lograr certificar esos espacios, y hacerlo de forma paralela a la intervención sanitaria en el resto de los territorios.

Profundizan en análisis de la epidemia

En la jornada de este miércoles, en los laboratorios de la capital se confirmaron 520 nuevos casos, de ocho mil 245 muestras procesadas, para una positividad de 6.31 %,  informó Roca Menéndez.

Del total de casos, 517 fueron autóctonos y tres importados. Según destacó, por grupos de edades, 69 corresponden a los menores de 15 años; 356 entre 15 y 59 años; y mayores de 60 años, 92 casos.

Los casos positivos pertenecen a los municipios Marianao (74), Boyeros (48), San Miguel del Padrón (47), Guanabacoa (46), Centro Habana (42), Playa (37), La Lisa y Arroyo Naranjo (36), Cerro (33), Plaza de la Revolución (28), La Habana del Este (27), 10 de Octubre (20), Regla (19), Cotorro y Habana Vieja (12).

La tasa de incidencia disminuye en los últimos 15 días, 430 por cada 100 mil habitantes (314 casos menos). Un total de nueve municipios incrementan la tasa en ese período: Playa, 10 de la Revolución, Centro Habana, Regla, La Habana del Este, San Miguel del Padrón, Diez de Octubre, Marianao y La Lisa.

En el año, la ciudad acumula 63 mil 174 casos confirmados, siendo mayo el mes con el mayor número, que supera en 295 casos los registrados en abril, el segundo mes más alto. En mayo, el promedio de confirmados diarios es de 623, el mayor en 2021.

En la ciudad se mantienen activos 60 eventos  -con 46 nuevos casos en el día-, en 13 municipios.

Al respecto, el gobernador de la ciudad, Reinaldo García Zapata, llamó al monitoreo permanente y profundo de los eventos; cuyo control efectivo y oportuno permitió reducir la transmisión en rebrotes anteriores.

Esto, unido a la prevención de contagios en grandes centros, y al alza de la percepción de peligro, son factores que en la ciudad contribuyen a contener la transmisión.

Por otra parte, se  mantienen abiertos mil 497 controles de foco en los 15 municipios, con 220 cerrados y otros 148 abiertos este miércoles. Se extiende la fecha de cierre en 250, repartidos por todos los territorios, por tener casos nuevos en el día.

“Cuando una persona resulta contacto de caso confirmado, rápidamente quiere hacerse un PCR; sin embargo, puede resultar negativo, porque la enfermedad no se expresa hasta el quinto día. Justo por eso, esa es la fecha que establece el protocolo”; reflexionó la doctora Yadira Olivera Nodarse, directora del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología.

Según alertó, la persona, incluso, puede resultar hoy negativo y contagiarse a las dos horas de recibir el resultado; por eso no pueden descuidarse las medidas higiénico-sanitarias.

Sobre este particular, Torres Iríbar llamó a cambiar el susto por la responsabilidad y reforzar el uso del nasobuco y la higienización de las manos; incluso en el hogar, cuando haya la más mínima sospecha de que algún integrante de la familia haya podido contagiarse.

Se identificaron seis mil 041 contactos, de ellos en el hogar cinco mil 321; con lo que se acumulan 35 mil 480 en siete mil 081 viviendas. El promedio de contactos por casos confirmados fue de 12.

Según informó Roca Menéndez, permanecen ingresados cinco mil 996 pacientes, tres mil 569 en hospitales y mil 419 en centros para sospechosos y confirmados. De los ingresados, dos mil 626 son casos activos (134 menos que el día anterior) y con residencia en La Habana, dos mil 626 (111 menos).

Torres Iríbar y García Zapata enfatizaron en la importancia de seguir al pie de la letra los protocolos para los traslados de pacientes negativos a la COVID-19, pero que deben mantenerse hospitalizados debido a sus patologías de base.

En el día, dijo Roca Menéndez, se ingresaron 48 niños confirmados, de ellos cuatro menores de un año.

Al analizar la situación de las embarazadas, el primer secretario del PCC llamó a darles una atención especial, en la comunidad y la familia, para evitar al máximo que enfermen; debido al alto riesgo que representan.

Se atienden en las unidades de atención al grave 104 pacientes, de ellos 38 críticos y 66 graves. En la jornada se reportaron cuatro fallecimientos.

En el encuentro, la viceministra de Salud Pública, Tania Margarita Cruz Hernández, reiteró la importancia de la calidad en la clasificación, que permite un diagnóstico temprano y una atención oportuna, que definen en el curso de la enfermedad. A su vez, llamó a actuar con inmediatez ante los primeros signos de empeoramiento, sobre todo en aquellas personas que pueden presentar otras dolencias.

El grupo evaluó la relevancia de mantener la vigilancia en los puntos de acceso a la ciudad las 24 horas y el funcionamiento del Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM).

Otros temas

En el encuentro fueron abordados otros temas referidos a la disponibilidad de harina, la entrada de productos agropecuarios a los diferentes mercados de la capital, así como la transportación hacia la ciudad de la canasta básica de junio.

Julio Martínez, coordinador del Programa de Alimentos y Distribución del Gobierno en La Habana, explicó acerca de la extinción de la Empresa Provincial de Mercados y el traspaso de sus establecimientos para la venta de productos agropecuarios a la Empresa de Acopio; así como el arrendamiento de unidades por parte de empresas agropecuarias de los grupos empresariales y el cambio de imagen que deben experimentar para la aplicación de la nueva política de comercialización.

El grupo evaluó también el funcionamiento del transporte público y el suministro de agua; donde se  presentan afectaciones en los municipios de Playa, La Lisa y Arroyo Naranjo.

Según se dio a conocer, en la jornada se impusieron mil 444 multas, de ellas 66 por violaciones en el comercio y 806 por el Decreto 31, por infracciones como el uso incorrecto del nasobuco, no respetar el distanciamiento físico y juegos en la vía y espacios públicos, por ejemplo, en el Paseo del Prado y el parque 13 de Marzo.

Frank Jiménez, jefe de la Policía Nacional Revolucionaria en La Habana, informó que como resultado de las acciones de reforzamiento, en el horario nocturno se impusieron 413 multas por violar la restricción de movimiento y se detectaron 750 vehículos circulando entre las 21:00 y las 05:00 (hora local); de los cuales a 102 se les retiraron los documentos y a 68, las matrículas.

De ese total, 33 pertenecen a organismos como Etecsa, los ministerios de Transporte, Turismo, Industria Alimentaria, Construcción, Grupo Empresarial de la Industria Sideromecánica, la Empresa de Recuperación de Materias Primas y la Empresa Provincial de Alojamiento. Además, la Policía Nacional Revolucionaria impuso 64 multas por no uso o mal uso del nasobuco.

Raquel Sierra Liriano/Tomado de Trabajadores con información de Tribuna de La Habana

Impactos: 34