Mantener la autoridad del Partido sobre la base del prestigio que ganemos con el trabajo

En Artemisa se evaluaron temas claves de la agenda territorial y los aportes de la organización partidista para el desarrollo de la provincia. Foto: Estudios Revolución

Que las directrices, las ideas, los conceptos y los acuerdos del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba formen parte del sistema de trabajo en todas las instancias, fue la esencia de los encuentros del Secretariado del Comité Central del PCC, encabezados por su primer secretario, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el secretario de la Organización y Política de Cuadros, Roberto Morales Ojeda, con dirigentes de las provincias de Pinar del Río y Artemisa; un tipo de reunión que abarcará todo el país.

Díaz-Canel afirmó que hay que convertir en resultados concretos las ideas, conceptos y directrices de esa cita partidista, celebrada en abril; y recordó, en Vueltabajo, que la situación epidemiológica provocada por la COVID-19 impidió el debate público antes de la magna reunión de la militancia.

Precisó que al 8vo. Congreso lo distinguieron dos categorías: la continuidad y la unidad. Al respecto, señaló que para seguir fortaleciendo la unidad, es preciso mantener la autoridad moral del PCC.

“Esa autoridad la construyó la generación histórica con sus méritos. Nadie puede negar el papel que desempeña el Partido en la sociedad; pero ahora nos toca a nosotros mantenerla y enriquecerla, sobre la base del prestigio que ganemos con el trabajo, enfrentando las problemáticas del país junto al pueblo”, enfatizó.

Destacó la necesidad de que el Partido sea cada vez más democrático y estimule la participación de las cubanas y los cubanos, militantes y no militantes; y preguntó: “¿Cómo defendemos esa unidad? Eliminando dogmas, combatiendo prejuicios, enfrentando cualquier vestigio de discriminación”, aseveró. Ratificó la voluntad de “avanzar resistiendo” a partir de nuestras propias fuerzas, consolidando el socialismo para tener una sociedad próspera.

Insistió en la importancia de mantener el vínculo con las masas, elevar la combatividad y la intransigencia, incentivar la participación de los jóvenes, potenciar el trabajo de sus organizaciones de base, y que la agenda de debate de los militantes coincida con la agenda pública del país.

“Esa tiene que ser la vida natural de la organización. Todos los días hay problemáticas. Por tanto, cuando surja una preocupación, debe sentir la necesidad, como vanguardia, de analizarla de inmediato, resolver lo que le toque desde el Partido, y darle salida al resto de los elementos, con las estructuras a las que les corresponda atenderlos”, añadió.

El Primer Secretario instó a darle una nueva vitalidad a la movilización popular, asumiendo la ciencia, la innovación, la informatización de todos los procesos y la comunicación social, como pilares de la labor del Partido, rescatando y fortaleciendo el trabajo en la base, y revitalizando el accionar de las organizaciones de masas.

Con respecto a la batalla ideológica que se libra en la actualidad, consideró que hace falta asumirla con creatividad y articulación, unir todas nuestras fuerzas, ser coherentes, cerrar filas bajo la premisa de que la Revolución la defienden los revolucionarios, y dentro de los revolucionarios, los comunistas tienen que estar al frente.

En Pinar del Río, los integrantes del Secretariado explicaron las prioridades de trabajo y las acciones concebidas para avanzar en las distintas esferas de la vida, mientras el primer secretario del Partido en Vueltabajo, Julio César Rodríguez Pimentel, y el gobernador, Rubén Ramos Moreno, expusieron las acciones que se han estado realizando para la implementación de las ideas, conceptos y directrices emanadas del Congreso. También lo hicieron varios dirigentes municipales, y de organizaciones políticas y de masas.

Revolucionar el accionar desde la base

En Artemisa, Díaz-Canel insistió en revolucionar el accionar desde la base y revitalizar el desempeño de las organizaciones de masas, con las motivaciones emanadas de la magna cita, que nos permiten enfrentar mejor la saña del imperio y aportar victorias a la Patria.

Durante el encuentro en la joven provincia, la dirección del Partido conoció de las experiencias del territorio acerca de cómo implementan las directrices de 8vo. Congreso en la vida social, económica y política.

Gladys Martínez Verdecia, miembro del Buró Político y primera secretaria del Comité Provincial del Partido, explicó que se crearon cinco comisiones para el análisis de los temas presentados en el Informe Central, los contenidos en el discurso de clausura del Primer Secretario, además de la propuesta de 32 acciones encaminadas a fortalecer el funcionamiento de la organización.

Se evaluó la política de cuadros del Partido, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), las organizaciones de masas, el Estado y el Gobierno, a fin de esclarecer quién posee requisitos para asumir responsabilidades políticas y administrativas, un estudio que “ha demostrado cuánto resta por hacer en la preparación de la militancia”.

Sostuvo, además, que se evalúa de manera permanente la Tarea Ordenamiento; la situación financiera de 153 formas productivas, 21 de ellas clasificadas de críticas, junto a la implementación correcta de las 63 medidas que buscan destrabar la producción agropecuaria.

Una quinta comisión propuso crear un grupo asesor encargado de auxiliar a las autoridades en la toma de decisiones sobre asuntos económicos de impacto. A esto se suma la iniciativa de la Universidad de Artemisa de diseñar un programa de asignaturas que incorpore el estudio de la conceptualización del Modelo económico y social cubano de desarrollo socialista.

Ricardo Concepción Rodríguez, gobernador de la provincia, comentó que a fin de consolidar el escenario económico se necesita crear el polo exportador desde Güira de Melena y la Empresa Cítricos Ceiba, e insistió en la responsabilidad con el control de la COVID-19 y la formación de nuestros futuros dirigentes, con alta capacidad técnica y profesional para conducir una provincia poderosa en lo agrícola, lo industrial y lo comercial.

Nancy Wong Martínez, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas en el territorio, informó sobre la creación de casitas infantiles y lavatines comunitarios que mucho contribuyen a la incorporación femenina a los centros laborales. “Fomentamos la siembra de patios y parcelas, al tiempo que se fortalece el combate a la subversión desde plataformas digitales”, puntualizó.

Al respecto, Morales Ojeda dijo que esa organización debe conducir temas vitales en la actualidad, como la violencia de género, el papel de la familia y la equidad social, en tanto llamó a desatar las reservas de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) en cada cuadra, acompañados por el ímpetu de los jóvenes. Convocado por el Secretario de Organización y Política de Cuadros, el coordinador provincial de los CDR, Alden Zanjudo Ramírez, expresó que el movimiento Desde el barrio, cultiva tu pedacito, junto a cursos y talleres de superación para los dirigentes de base, constituyen estrategias impulsadas por la mayor organización en el territorio.

En una provincia eminentemente agrícola y con una gran responsabilidad en la producción de alimentos, que, al decir de José Ramón Monteagudo Ruiz, miembro del Secretariado y jefe de su Departamento Agroalimentario, es uno de los temas estratégicos para el país, para no tener que importar lo que podemos hacer con nuestras tierras, se hizo énfasis en la necesidad de incrementar el vínculo con científicos y expertos que aportan a la actividad agropecuaria, especialmente en renglones exportables como el tabaco.

Monteagudo Ruiz recordó “el necesario control sobre el uso de la tierra, la correcta explotación de las que están bajo riego, y orientó prestar atención en el territorio al incremento de módulos pecuarios y a la siembra de alimento animal”.

Como señalara el Primer Secretario del Comité Central del Partido recientemente, en el proceso de debate que se abre ahora para la militancia y todo el pueblo, es necesario que cada quien interprete “qué es continuidad, y qué es unidad, y cómo se defiende la unidad y cómo se defiende la continuidad”. Si no lo hacemos así, no entenderíamos el 8vo. Congreso, subrayó.

Para ello, estos encuentros hallan una guía de esencias en el compendio Ideas, conceptos y directrices del 8vo. Congreso del Partido, en el cual se desarrollan ocho temáticas: la continuidad, el papel del Partido y la unidad, la política de cuadros, la actividad ideológica, la democracia socialista, la economía, el bloqueo y la política exterior, y la defensa de la Patria socialista.

Ronald Suárez Rivas y María Caridad Guindo

amss/Tomado de Granma

Impactos: 21