Oficio de luz y maravilla en la fuerza de un país

Los instructores de Teatro han extendido su trabajo hacia los hogares de niños sin amparo familiar, en el municipio de Guanabacoa

Por/MIGUEL MORET

Foto de Internet

Los instructores de arte de las especialidades de Teatro, Literatura, Artes Visuales y Danza de la casa de la cultura Rita Montaner, en el municipio de Guanabacoa, con su intenso quehacer continúan el trabajo comunitario desde las redes sociales.

Conscientes de la necesaria impronta que se impone en tiempos de la COVID-19, donde los talleristas se han visto forzados a posponer los salones de ensayos, instrumentos musicales y lienzos para reencontrarse en el espacio virtual, los instructores de Teatro han extendido su trabajo hacia los hogares de niños sin amparo familiar.

Cada semana llegan las cápsulas de video A que te cuento un cuento, momento para el entretenimiento sano y el acercamiento al arte desde lo didáctico.

Así también, con sus pinceles, color y contraste, los instructores en la especialidad de Artes Visuales dibujan la esperanza. Hasta el hogar de ancianos Vivir con alegría, llega el trabajo del ejército de profesores artistas, preparando el espacio para cuando los longevos moradores regresen

Igualmente, mantiene su quehacer, desde casa, el grupo Creando con amor, de artesanías y manualidades.

Lo importante es que la tradición y maquinaria cultural en las comunidades no se detenga y desde el arte emanen pedacitos de la tan necesaria energía que sana a generaciones de cubanos. Oficio de luz y maravilla que construye la fuerza de un país desde sus comunidades.

odh/Tomado de Tribuna de La Habana

Impactos: 26

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 1 =