Cuba estimula la natalidad y la fecundidad

Foto: Cubadebate

En el contexto de la pandemia de la COVID-19, del recrudecimiento del bloqueo económico impuesto por EE. UU. y la compleja situación económica global, Cuba mantiene entre sus prioridades la atención a la dinámica demográfica del país, que tiene como objetivo estimular la natalidad y la fecundidad.

Hasta abril, en el país se encuentran identificadas 42 mil 512 madres con tres o más hijos menores de 17 años; y de ellas, 29 mil 417 con necesidades de acciones constructivas de algún tipo en sus viviendas; expresó a Granma Vivian Rodríguez Salazar, directora  de la Dirección General de la Vivienda del Ministerio de la Construcción.

Con el Decreto-Ley 17, De la implementación del Proceso de Ordenamiento Monetario, del 24 de noviembre de 2020; que establece la unificación monetaria y cambiaria, se modifica el Acuerdo 9009 sobre la Política demográfica para el otorgamiento de financiamiento a las madres, padres o tutores legales, que tienen a su guarda y cuidado tres o más hijos menores de 17 años, para la construcción, rehabilitación, ampliación o remodelación de viviendas, que se publica este jueves en la Gaceta Oficial Ordinaria No. 57.

Esta norma jurídica tiene como novedad la compra de la vivienda por el Gobierno municipal a cualquier persona natural para asignarla a madres, padres o tutores legales siempre y cuando sea más rentable adquirirla que construirla, expresó Rodríguez Salazar.

Sobre este tema, la norma dispone que el consejo de dirección de la Dirección Municipal de la Vivienda (DMV) evalúa el precio de compra del inmueble de propiedad personal en correspondencia con el tipo de vivienda, su estado técnico y el valor de mercado en el lugar donde está ubicado, valorando entre varias ofertas la más racional en los casos que proceda.

Con este Acuerdo no se exige hacer un estudio socioeconómico, sino que la persona que va a ser beneficiada tenga bajo su guarda y cuidado a tres hijos o más y que tenga necesidad habitacional; ya sea rehabilitación o ampliación hasta hacer una nueva morada o recibir el financiamiento al efecto, priorizando, entre otros aspectos, los casos con una situación más desfavorable.

Para todos los procesos se establecen los términos a los que cada organismo tiene que acogerse para dar respuesta y fijar el financiamiento para la acción constructiva o para realizar otras acciones relativas a la rehabilitación, conservación y ampliación de vivienda hasta 350 mil pesos cubanos en correspondencia con la composición del núcleo familiar.

Como disposiciones especiales se estipula que en los planes constructivos anuales de la vivienda de los territorios se incluye la construcción de la vivienda por el Estado a las madres, padres o tutores legales. Además, las parejas jóvenes con uno o más hijos que presentan problemas habitacionales, pueden recibir similar tratamiento de acuerdo con las prioridades del territorio.

Los consejos de administración municipales (CAM) implementan mecanismos que permiten priorizar la compra de materiales de construcción para los beneficiados con financiamiento para ejecutar acciones de construcción por esfuerzo propio, a partir de lo establecido en el Acuerdo 9009.

Tercera modificación en la política

Con la implementación del proceso de ordenamiento monetario en el país, resultó necesario actualizar el Reglamento para el otorgamiento de los subsidios a personas naturales interesadas en realizar acciones constructivas a sus viviendas, teniendo en cuenta que se modificaron las normas que aprueban el financiamiento para la aprobación de los subsidios, el procedimiento para la evaluación de la solvencia económica de los núcleos familiares, así como los precios minoristas del Comercio Interior y del sistema presupuestado de la Construcción.

Por su parte, el Acuerdo 9072, que se publica este jueves, sobre el otorgamiento de subsidios a personas naturales sin solvencia económica para realizar acciones constructivas en su vivienda, establece la tercera modificación a la política de subsidios desde su implementación en 2012.

Este Acuerdo está acompañado de las Resoluciones 61-2021 del Ministerio de la Construcción, y la 128-2021 del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP).

En el Acuerdo 9072 se dispone la disminución de los términos para los trámites de los expedientes en las DMV de 45 a 30 días; de igual forma en los gobiernos municipales de 30 a 20 días.

Igualmente se extiende el periodo de validez de los expedientes a un año natural, a partir de su recepción. “Esto beneficiará a las personas, pues no tendrán que volver a realizar los trámites, siempre que se cumpla con los requisitos”; precisó la Directora de la Dirección General de la Vivienda.

El financiamiento para la aprobación de los subsidios no será del impuesto sobre las ventas de materiales de la construcción, como se venía efectuando; sino que será notificado a las provincias por el MFP del Presupuesto del Estado para el año.

La actual modificación incrementa el monto a otorgar a partir de los nuevos precios, en correspondencia con las acciones constructivas que corresponda, y los montos máximos son los siguientes:

Células básicas habitacionales:

  • 188 mil 560 cup
  • Rehabilitación: 133 mil 742 cup
  • Conservaciones mayores: 38 mil 816 cup
  • Conservaciones menores: 14 mil 149 cup

Como disposición especial se plantea que el presupuesto notificado a los territorios para el presente año está destinado a completar el déficit de las acciones constructivas aprobadas y que están pendientes de terminación. De igual forma, se utilizarán los materiales de la construcción con el fin de concluir estas acciones.

Susana Antón Rodriguez

amss/Tomado de Granma 

Impactos: 31

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − 4 =