La astronomía, ciencia impulsora del conocimiento humano

Foto: Tomada de Internet

De entre todas las ciencias, la astronomía es una de las más antiguas, porque surgió desde el preciso momento en que los hombres dejaron de ser nómadas y pasaron a establecerse en un lugar geográfico por mucho tiempo.

En realidad, los ciclos cósmicos fueron los que determinaron muchas de las tareas diarias que realizaban las antiguas civilizaciones. Está comprobado que los ciclos lunares influyen en los cultivos y en las mareas.

Y algo muy interesante, una de las primeras brújulas que usaron los exploradores, sobre todo los marinos y navegantes, fueron las estrellas.

Por ser la astronomía una ciencia natural impulsora del conocimiento humano y del desarrollo de otras ciencias, como la física y la matemática, el Día Mundial de la Astronomía se celebra dos veces al año, en primavera y en otoño.

La efemérides primaveral corresponde en este 2021 a este sábado, el más cercano a la primera Luna Cuarto Creciente.

Foto: Tomada de Internet

En esta fecha nos adentramos en el mundo desconocido del espacio sideral, más allá de las estrellas.

Por eso, el lema del Día Mundial de la Astronomía en este 2021 es “One People, OneSky”; o lo que es lo mismo “Un pueblo, un cielo”.

Este llamado pretende invitar a la gente común y a las nuevas generaciones a interesarse por esta ciencia que estudia la estructura y composición de los cuerpos celestes, como estrellas, planetas, meteoritos, agujeros negros y otros fenómenos del universo.

Pero, en sus comienzos, la astronomía estuvo marcada por una estrecha relación con la mitología. En este sentido los griegos fueron los más sobresalientes.

En la antigua Grecia, muchos filósofos y eruditos decidieron fijar su mirada en los cielos con el fin de responder las grandes incógnitas que aún hoy en día mueven al hombre: ¿quién soy, de dónde provengo y cuál es mi propósito o destino? A esto se le llamó cosmogonía, y de ella surgieron los dioses y sus mitos.

En realidad cada miembro del panteón griego es la representación humanizada de las cualidades de algún cuerpo celeste. Por ejemplo, Zeus es el planeta Júpiter; su hermano Hades es Plutón, el cual en la actualidad no es considerado un planeta; y el tercer hermano, Poseidón, es Neptuno.

Foto: Tomada de Internet

Así podríamos seguir explicando cómo los mitos también dieron origen a las constelaciones, tales como Orión, Andrómeda o Perseo; todos grandes héroes cuya recompensa fue quedar inmortalizados en los cielos.

Sinceramente, la astronomía es mucho más que entender, simplemente,
nuestro universo. También es una forma de entendernos a nosotros mismos y darnos cuenta de lo infinitamente pequeños que somos; pero lo más interesante es que, a pesar de ser tan pequeños, dentro de cada uno de nosotros se encuentra la historia y los componentes de todo este universo.

Fuente: sitio web www. diainternacionalde.com

amss

Impactos: 36

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + dieciocho =