Ignacio Agramonte en la filatelia

De “diamante con alma de beso” calificó José Martí al joven Ignacio Agramonte en un discurso en el que recordaba a los héroes de la guerra iniciada el 10 de octubre de 1868.

Apenas tiene 20 años el patriota camagüeyano cuando en 1862, durante un ejercicio de la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana, se refiere en su discurso a la falta de libertades, de derechos, de justicia del régimen español y de la necesidad “de  un cambio revolucionario de la sociedad en Cuba”

Terminados los estudios en 1867, Ignacio Agramonte Loynaz regresa a su natal Camagüey, donde es uno de los fundadores de la Junta Revolucionaria que organiza el alzamiento de los camagüeyanos a la lucha por la independencia el 4 de noviembre de 1868.

De su valor en los múltiples combates librados y su liderazgo nos habla el hecho que en apenas dos años de guerra ya es Mayor General, ganándose para la historia el sobrenombre de “El Mayor”

Aún no ha cumplido los 30 años cuando protagoniza una proeza que perdura hasta nuestros días: el rescate del Brigadier Julio Sanguily el mismo día que fue capturado por fuerzas españolas tras una indetenible carga de la caballería bajo su mando.

Seguiría combatiendo por todo el Camagüey hasta el fatídico 11 de mayo de 1873, cuando es alcanzado por un mortal disparo al lanzarse al frente de su caballería contra fuerzas españolas en el Potrero de Jimaguayú, a 32 kilómetros al suroeste de su ciudad natal.

Muchos son los sellos, tanto del pasado siglo como de éste, que rinden homenaje a la figura de Ignacio Agramonte; ya sea por su natalicio, por su papel en la Guerra de Independencia o por su caída en combate, entre otros sobrados motivos.

En este 2021 se cumplen 148 años de su muerte, y sobre este acontecimiento encontramos el sello emitido en 1973, donde se observa la figura de El Mayor de pie, en el campo y con su uniforme de campaña.  Tiene un valor facial de 13 centavos.

Foto: Tomada de Internet

Ese mismo sello sirvió de franqueo para la invitación a una muestra expositiva filatélica en homenaje al centenario de la caída de El Mayor en la ciudad de Camagüey.

Foto: Tomada de Internet

En 1998, cuando se cumplen 125 años de su muerte, un sello dedicado a la guerra de independencia nos muestra al Mayor General al frente de su caballería en el rescate de Sanguily.

Foto: Tomada de Internet

En 1973, al conmemorarse los 100 años de su muerte, se funda la Fiscalía General de la República en homenaje a la figura de Agramonte; abogado y hombre de honor, símbolo de nuestra justicia.

En el año 2018 se emite un sello conmemorativo por el 45 aniversario de la fiscalía mostrando la imagen del Mayor General cuando se cumplen 145 años de su fallecimiento.

Foto: Tomada de Internet

El ejemplo de este joven combatiente por nuestra independencia se ha hecho eco y se ha multiplicado en los tantos jóvenes caídos a lo largo de las luchas por la libertad de Cuba y en los que hoy defienden y luchan por preservar las justas conquistas de la Revolución.

amss

Impactos: 34

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete + diez =