Nueve de Mayo, día de rojo

Foto: Archivo

¡Lástima!, no recuerdo su nombre. Era un señor de pequeña estatura, casi sin pelos, y corpulento a pesar de su avanzada edad. Su misión era ser una especie de recepcionista y a la vez custodio en la imponente residencia estudiantil de un relevante instituto de Moscú.

Hasta aquel día lo admiré por su carácter jaranero y noble. Pero la visión acerca de él cambió cuando un 9 de mayo vistió un impecable traje gris repleto de medallas que adornaban su chaqueta como un escudo y a la vez delataban su participación en numerosas batallas de la Segunda Guerra Mundial (1941-1945).

Es la forma con la que festejan el Día de la Victoria sobre el fascismo los veteranos de la ex Unión Soviética, y hoy de Rusia, u otras naciones que formaron aquel enorme país; el que más sufrió, el que más hijos aportó y que jugó el más decisivo rol para aplastar a los fascistas alemanes que, conducidos por Adolfo Hitler, llenaron de luto al mundo.

Más de 26 millones 600 mil soviéticos perdieron la vida durante la también llamada Gran Guerra Patria, recordó el 9 de mayo de 2020 el presidente ruso Vladimir Putin durante el homenaje que cada año rinden a los caídos y combatientes en la moscovita Plaza Roja.

Nunca se apaga la Llama Eterna en la Tumba del Soldado Desconocido, en los jardines de Alejandro, frente al muro del Kremlin. Jamás faltan flores en ese sitio sagrado.

Es una de las tradiciones para mantener viva la memoria de una Patria en la que cada familia perdió a un ser querido, para librar a Europa del fascismo nazi.

Foto: Archivo

El año último al dirigirse al pueblo, Putin expresó: “Con todo mi corazón los felicito en el Día de la Victoria. Para nosotros, esta es la fiesta más importante y preciosa; y agregó que “el significado espiritual y moral del Día de la Victoria sigue siendo invariablemente grande, y la actitud de los rusos hacia este día es sagrada”.

Más adelante agregó el jefe del Estado: “Los grandiosos logros de los veteranos de la Gran Guerra Patria no se pueden medir ni pagar de ninguna manera. Salvaron la Patria, la vida de las generaciones futuras, liberaron a Europa, defendieron el mundo”. “El tiempo no tiene poder sobre su coraje y unidad, dignidad y espíritu de acero”.

Cada 9 de mayo, la Plaza Roja vitorea los pasos firmes de miles de soldados; resplandecen colores vivos, banderas, canciones de guerra; desfilan las más avanzadas armas, listas para defender al pueblo.

Centenares de naciones se suman a esos festejos y acá en La Habana, a nueve mil 550 kilómetros de distancia, los principales representantes de la Embajada de Rusia y miembros del cuerpo diplomático acreditado en la Isla, participan de manera habitual en una ceremonia en el Memorial del Soldado Desconocido Soviético; erigido en las cercanías de otro lugar sagrado; El Cacahual, donde cayera el General Antonio Maceo, el Titán de Bronce.

En tiempos normales también tienen lugar maratones deportivos. Pese a la actual pandemia, y bajo medidas de bioseguridad y restricción, esta semana tuvo lugar ese rito; y además, exhibieron un filme en la Embajada de ese país, sobre la epopeya librada por los soviéticos.

Hay quienes quieren tergiversar la historia. Sin embargo, la innegable y decisiva participación de ese pueblo hermano en la Segunda Guerra Mundial, nunca podrá ser borrada.

Foto: Archivo

El mundo agradece su heroísmo. Quien mire las fotos de campos de concentración creados como almacenes de seres por los fascistas; las desgarradoras imágenes de quienes quedaron solos en la trinchera y aun así resistieron al frío, al hambre, a la sed; los diarios de familias que fueron perdiendo poco a poco a sus ancianos, padres y niños durante el cerco de Leningrado; los museos; las escasas porciones de pan creado con harina y aserrín de madera para mantener a millones de personas durante meses y meses angustiosos, se dará cuenta de por qué el 9 de mayo, Día de la Victoria, siempre será una jornada de rojo y una fecha sagrada para los rusos y la humanidad toda.

amss

Impactos: 38

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres + 16 =