No hay que disfrazarse para bailar danzón

Ethiel Faílde, director de la Orquesta Faílde. Foto: Archivo de Granma

No fue por su vínculo familiar con el creador del danzón “Las Alturas de Simpson” que al flautista matancero Ethiel Faílde le llegó el amor por este ritmo.

“Miguel Faílde no era tema de conversación en mi casa. Llegué al danzón por la escuela y luego pedí información a mi mamá y comencé a atar cabos, los que puede atar un niño de seis años. De él solo tengo el portadiscos que me obsequió hace poco Marcia, la directora del Museo Farmacéutico y gran defensora del patrimonio matancero, y las descripciones contadas por Osvaldo Castillo Faílde en el libro Miguel Faílde, creador musical del danzón, que siempre guardo cerca de mi cama. He asumido poco a poco su legado, el rescate y la continuidad de su obra; más que por la sangre, por el impulso de un joven músico que descubre con orgullo la importancia de su apellido para la cultura cubana”.

El joven director de la Orquesta Faílde accedió a conversar con Granma, vía correo electrónico, cuando la agrupación celebra este 14 de abril su noveno aniversario.

–¿En qué radica el éxito que ha tenido en su carrera con la orquesta, tan vertiginoso, que los ha llevado ya a una nominación al Grammy Latino?

–La historia de la agrupación tiene dos momentos: la génesis y primeros pasos y después de 2016 en adelante. En el primero todo ocurrió más lento y con un relieve muy local; salimos de la escuela con un formato y un repertorio que luego el continuo contacto con el público fue cincelando para bien. Posteriormente ocurrieron varios acontecimientos que hicieron nos conocieran más en la capital y a nivel de país, y que nos obligaron a levantar la vista hacia otros planos de mayor vuelo profesional.

Entre esos acontecimientos debo señalar el concierto en Prado y Neptuno de 2015; la concreción de nuestro primer disco Llegó la Faílde, gracias al vínculo Asociación Hermanos Saíz-Egrem, que mereciera dos nominaciones en el Cubadisco del 2016 y que la prensa mexicana ubicó entre los mejores del año. Además de las colaboraciones con Omara; el cuidado en la comunicación; los videoclips; la presencia internacional en escenarios tan notables como el Kennedy Center; el año junto a Lizt Alfonso Dance Cuba y el serio trabajo con el repertorio, el sonido y la producción discográfica; además de la presencia de Yerlanis y Yurisán como voces líderes, en la orquesta.

El joven flautista Ethiel Failde. Foto: Cortesía del músico

–¿Cuáles son las claves de la orquesta?

–No las tengo del todo claras porque no hay manual para dirigir una orquesta. Pero a nosotros nos interesa la verdad en todo lo que hacemos; eso desde el rostro de los músicos al interpretar un danzón, hasta en nuestra comunicación y redes sociales. Creemos en lo que hacemos, en servir a la música. Dejamos que cada éxito nos sorprenda trabajando, estudiando, y los convertimos en más deseos de hacer. Hay que pegar siempre el oído a la tierra, despojarse de los egos, trabajar en conjunto, escuchar. En La Faílde todos cumplen su rol. La unidad de equipo y familia hace maravillas.

–¿Por qué crees que no haya más agrupaciones, sobre todo de jóvenes, que quieran interpretar danzones?

–Creo primero tenemos que celebrar las que tenemos, ya sea puramente de jóvenes como Cubaclamé, en Las Tunas; o la incorporación de músicos de la nueva generación en la nómina de agrupaciones ya establecidas como La Aragón, la Siglo XX (que actualmente comanda un muchacho de 25 años); el Piquete Típico Cubano; Acierto Juvenil; entre otras. Eso hay que promoverlo mejor; por ahí se debe empezar, porque esas cosas inspiran.

Ni la juventud ni los años son garantías absolutas de nada. Yo lo primero que hago cuando me encuentro con una agrupación que incluye danzones en su repertorio es verles los rostros, su plante en escena y luego voy al sonido total; pero si lo que tocas no florece en tus expresiones y parece algo impuesto, forzado o aprendido a la fuerza, mejor no lo hagas, seas de la generación que seas.

Al propio tiempo, siento que no hay una verdadera unión entre los jóvenes exponentes del género, eso falta; crear un frente y apoyarnos realmente entre todos. Celebro que tengamos jóvenes compositores que se interesen en el danzón. Se puede hacer danzón (y mambo, chachachá, son, etc.) con temáticas de hoy; se puede versionar, revisitar creaciones de hace más de un siglo con la sonoridad y códigos actuales.

Ese sentido de continuidad tiene que llegar también al interior del movimiento danzonero, me refiero a los bailadores y promotores naturales. Hay que confiar y escuchar más a los jóvenes; eliminar barreras artificiales que le hacen daño a esta expresión sociocultural que tanto amamos; el ejemplo más fácil sería el vestuario y la necesidad de mantener la elegancia, pero con los códigos del siglo XXI; no hay que disfrazarse para bailar danzón.

El joven flautista Ethiel Failde. Foto cortesía del músico. Foto: Cortesía del músico

–¿Cómo celebrará la orquesta el nuevo aniversario?

–Haremos varios estrenos en la radio, en redes sociales y plataformas de música. Ya salió nuestra versión de Nereidas, el más popular de los danzones mexicanos; creado por Amador Pérez Torres Dimas; y el 20 de abril estrenaremos una versión de Luna sobre Matanzas, clásico del matancero Frank Domínguez que La Faílde lleva a danzón cantado.

Para mayo presentaremos Joyas inéditas, el cuarto álbum de estudio de la agrupación, que sale gracias a la colaboración de la Dirección Provincial de Cultura de Matanzas y la Egrem. Este traerá obras desconocidas de Miguel Failde y Aniceto Díaz, de las que no existía registro fonográfico. No es un álbum pensado para ningún circuito de premios ni para ser un éxito comercial, es un compromiso con la obra de esos inmensos creadores, un deber para con la memoria. Le seguirán en junio, dos nuevos videoclips: Esas no son cubanas, junto a Andy Montañez; y Cuba libre, el primer audiovisual de este tipo que vestirá a una obra de Miguel Faílde, un trabajo confiado al multipremiado Joseph Ros.

Estamos esperando la salida al mundo del nuevo disco de nuestra Omara Portuondo, en el que tenemos el honor de estar invitados para respaldar a la madrina en un dueto con el famosísimo Raphael de España. Es bueno que nuestros seguidores conozcan que cada sábado, desde el pasado 20 de marzo, estamos compartiendo en Facebook y Youtube momentos del concierto ofrecido en octubre pasado en el Teatro Sauto, a propósito del 90 cumpleaños de Omara.

 Ricardo Alonso Venereo 

amss/Tomado de Granma

Impactos: 35

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 10 =