El día que la gente no hable de pelota sí hay que preocuparse

Próxima temporada del béisbol cubano comenzará en mayo con los campeonatos provinciales. La serie nacional 61 podría iniciar en septiembre u octubre con un calendario nunca menor de 75 juegos

Por/Norland Rosendo 

La próxima temporada del béisbol cubano prevé comenzar en mayo con los campeonatos provinciales, para los cuales ya se dispone de más pelotas que en años anteriores, y la serie nacional 61 podría empezar en septiembre u octubre con un calendario nunca menor de 75 juegos.

Los play off demostraron que el béisbol sigue siendo pasión en Cuba. Foto: Ismael Francisco

El comisionado nacional de béisbol, Ernesto Reinoso, en diálogo con la prensa acreditada al play off recién concluido con el título de Alazanes de Granma, dijo que no desestiman valorar los criterios de quienes abogan por repensar el tema de los refuerzos. Además, seguirán perfeccionando el reglamento y evaluarán reajustes de los estipulado, de acuerdo con lo sucedido en la campaña 60.

Entre estos últimos temas aludió a los plazos fijados para la incorporación de los atletas que tienen contratos en ligas foráneas, aunque sostuvo que quizá se mantengan las regulaciones para los que tienen contratos en el circuito japonés.

Reinoso confirmó que además de pelotas, se está completando el módulo tecnológico que incluye máquinas de pitcheo, jaulas de bateo, pistolas para entrenadores, relojes con los cuales regular los tiempos de juego, y hay intenciones, incluso, de contratar con la firma Teammate los uniformes para la venidera serie nacional. 

El comisionado reiteró el cambio de estrategia para los inminentes compromisos internacionales, por lo que serán equipos diferentes los que acudan a la III Copa del Caribe en Curazao y a los clasificatorios olímpicos en Estados Unidos y Asia, en caso de avanzar hasta la cita intercontinental por el último cupo para Tokio.

Sin embargo, no descartó que algunos jugadores sí estén en ambos grupos de manera excepcional, ni que haya cambios mínimos en el roster que viaje a Florida a finales de mayo y el que luego siga hacia Taipéi de China, si Cuba quedara en segundo o tercer lugar en el preolímpico de América.

Sobre las pretensiones de incluir jugadores profesionales que no tienen vínculos con la Federación Cubana de Béisbol, Reinoso insistió en que siguen las negociaciones para fortalecer áreas muy puntuales y los escogidos deben ser de la liga mexicana, pues resulta ahora muy difícil convocar a los que se desempeñan en otros circuitos.

Los muchachos que se integren a la selección lo harán por amor a la camiseta, con posibles afectaciones en sus contratos, por lo que hay que hablar también con sus clubes.

Sobre el cuerpo técnico y las polémicas generadas por la no inclusión de Carlos Martí, el mentor del equipo campeón, el comisionado reconoció su trabajo con Granma y dijo que se valora que por lo menos cinco directores trabajen este año en los eventos internacionales previstos, que incluyen los primeros juegos panamericanos juveniles y el mundial sub-23. Además, en la selección nacional hay otras funciones importantes que auxilian al director, comentó.

El directivo felicitó a los atletas, entrenadores y demás personal, incluida la prensa, que fueron protagonistas para concluir con éxito la Serie Nacional 60 en medio de una compleja situación epidemiológica y elogió los esfuerzos de Sancti Spíritus para acoger la mayoría de los juegos de la postemporada.

Que haya polémica y debates en diferentes espacios, entre ellos, las redes sociales, es saludable. «EL día que la gente no hable de pelota sí hay que preocuparse, porque estaría muriendo nuestro deporte nacional», enfatizó el directivo.

odh/Tomado de Juventud Rebelde

Impactos: 34

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 1 =