Alertas ante ligeras penetraciones del mar

Foto: Ricardo Gómez

Las máximas autoridades del Consejo de Defensa Provincial llamaron a tomar todas las medidas preventivas con el fin de enfrentar las fuertes marejadas previstas para la jornada de este viernes en el litoral occidental, con ligeras inundaciones costeras en zonas bajas, incluyendo el malecón habanero.

El Mayor Yunier Hernández Soto, jefe de la Defensa Civil en la capital, informó sobre el pronóstico del tiempo, cumpliendo orientaciones del Estado Mayor Nacional de ese órgano.

Dadas las condiciones actuales, Luis Antonio Torres Iríbar indicó precisar con los municipios ubicados en el litoral norte que adopten las medidas necesarias.

Al grupo económico y social ordenó activar las fuerzas y recursos para casos como estos; tener claras las situaciones con los organismos correspondientes, incluidas las tiendas, porque aunque se anuncian inundaciones ligeras, es importante tomar decisiones según los planes de evacuación y de otra índole, de ser necesario.

El Presidente del CDP explicó hay que mantenerse al tanto de las informaciones del parte meteorológico.

En la reunión se conoció que desde horas tempranas de la mañana de este viernes cerraron las vías de acceso al malecón habanero, una vez que comenzó a subir el nivel de las olas.

Sobre la contienda contra la COVID-19, Torres Iríbar reconoció que poco a poco se alcanza un nivel de organización, luego de la aplicar medidas ante la complejidad del escenario en la provincia. Explicó que todo cuanto hagamos es para reducir las cifras de contagios.

A las autoridades de Salud les orientó aprovechar este escenario organizativo para, desde el punto de vista técnico, poder aislar, hacer los PCR y una buena estratificación por área. Aseveró que tenemos que trabajar y luchar para disminuir la trasmisión en centros importantes.

Foto: Ricardo Gómez

Indicó seguir buscando capacidades para aislar a sospechosos de bajo riesgo, principalmente para edades infantiles; y puso el ejemplo de algunos hospitales, donde pueden aprovecharse mejor las instalaciones disponibles.

En tal sentido, argumentó hay que tomar decisiones; porque no es lo mismo un niño con sospecha en la casa, que en un hospital donde cuenta con la atención médica.

A los integrantes del CDP ordenó afianzar las cuestiones logísticas y de aseguramiento que apoyen esta batalla, con el fin de que las altas hospitalarias salgan temprano y se tengan capacidades para los nuevos ingresos.

Dijo hay que lograr camas para el ingreso; no solo de los casos positivos a la epidemia, sino para contactos y sospechosos; por lo cual es imprescindible imprimirle rapidez a todos los sistemas: la toma de muestras, ingresos, egresos; porque es así como tendremos más disponibilidades.

En otro momento del encuentro, el Presidente del CDP llamó a nunca cometer negligencias, porque cuestan vidas. Además, sugirió a la Dirección de Higiene y Epidemiología acudir a lugares propuestos para abrir eventos de transmisión autóctona con el propósito de determinar los errores que los provocaron; y en esos sitios, orientar, ayudar a quienes allí laboran.

En el encuentro se conoció que el equipo de supervisión creado, encabezado por directivos del CDP y al que se sumaron profesores de la Universidad de La Habana, especialistas de Higiene y Epidemiología e inspectores, entre otros, comenzó a trabajar por el municipio Marianao.

Iríbar les instó a revisar a fondo y debatir las dificultades principales en cada lugar, además de informar al CDP.

Agregó que tenemos que cumplir todas las medidas lo más cercano posible a la perfección, para salir del peor momento de la epidemia en la capital; porque nos mantenemos hace días en una meseta de más de 400 casos diarios.

Al darse a conocer algunas estrategias de transportación y otras orientaciones aplicadas con el fin de viabilizar gestiones en centros de aislamiento y en municipios, Reinaldo García Zapata, vicepresidente del órgano, señaló que todo lo propuesto para ganar en eficiencia, agilidad y lograr mejor trabajo, hay que hacerlo.

Sobre la situación epidemiológica de La Habana informaron que el jueves procesaron siete mil 800 muestras y resultaron positivas 516. De ellas, 514 son autóctonas y dos casos importados, detectados mediante la vigilancia al viajero.

Se acumula un caso sin fuente de infección demostrada en los últimos 15 días del municipio Marianao.

En el momento del diagnóstico, 274 pacientes eran atendidos como sospechosos, en centros de aislamientos y hospitales COVID; mientras en la comunidad había 147 ingresados en el hogar como contactos y 95 en centros de aislamiento.

Permanecen ingresados en el territorio tres mil 622 capitalinos, y en general hay en la ciudad mil 335 controles de foco activos. En la jornada abren 207 y cierran 156.

En unidades de terapias intensivas atienden a 52 personas confirmadas con la pandemia, de ellas 29 graves y 23 en estado crítico.

Pese a los esfuerzos del sistema da Salud, reportaron dos fallecidos el jueves en La Habana.

amss

Impactos: 52

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 3 =