El objetivo supera a la victoria

Por/ Yosel E. Martínez Castellanos 

Yosel Piedra (centro) debe repetir ante Curazao. Foto: Prensa Libre

La selección nacional de fútbol de Cuba tiene un reto mayor en su segunda presentación como parte de la eliminatoria hacia la Copa del Mundo Catar-2022. El rival de turno será Curazao, y el principal objetivo de los cubanos no es derrotarlos. La meta pasa por que el once de Pablo Elier Sánchez muestre una imagen superior a la que dejó ante Guatemala.

Vencer a Curazao en estos instantes no luce lógico. No podemos confundir la realidad de ambas escuadras. La Mayor de las Antillas tiene que trabajar en consolidar un grupo central de jugadores para los siguientes partidos internacionales, mientras los representantes del territorio holandés de ultramar aspiran con fuerza a la fase final de la eliminatoria mundialista por la Concacaf.

Cuba necesita definir su estilo de juego, encontrar los hombres ideales para cada posición en el campo, según el adversario, y construir un sistema de comunicación dentro del match, por parte de sus integrantes. Hacia allí tiene que estar la mirada. Curazao es favorito para el partido, pero Cuba no puede pensar en ganar sino en edificar un sistema táctico efectivo, el cual dará sus frutos a la vuelta de un año, siempre y cuando se mantenga la filosofía de contar con los mejores futbolistas, jueguen dentro o fuera del país.

Sánchez es un técnico experimentado y de prestigio en nuestros torneos nacionales. Él, y su cuerpo de dirección, deben apostar por esquemas atrevidos, que busquen sacar lo mejor de sus discípulos. Por solo poner un ejemplo, Cuba podría salir frente a Curazao con línea de tres en el fondo (Sandro Cutiño, Carlos Vázquez y Yosel Piedra) en lugar de la habitual de cuatro. Un esquema 3-5-2 o 3-4-3, en teoría, luce mejor que el clásico 4-4-2.

Un punto a favor de los futbolistas antillanos es que ellos han sentido el respaldo de su afición, y disponer de ese apoyo moral, que toda selección necesita, es un logro que no se debe perder.

Curazao va con figuras de ligas europeas como Vurnon Anita, (rkc Waalwijk, Holanda), Anthony van den Hurk, (Helsingborg, Suecia) o Leandro Bacuna (Cardiff City, segunda división de Inglaterra). Su entrenador es Guus Hiddink, técnico que dirigió con éxito a nivel de selecciones nacionales. Fue cuarto lugar con Holanda en la Copa del Mundo Francia-1998, llevó a los sudcoreanos al cuarto lugar en 2002 y después de 32 años devolvió a Australia a una lid del orbe: Alemania-2006. Hiddink no eligió a Curazao para pasar vacaciones.

odh/Tomado de Granma

Impactos: 36

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 8 =