Hoy es también 13 de marzo

Foto: Tomada del blog Santa Clara, donde se publican trabajos de la memoria histórica de Santa Clara y de la provincia de Villa Clara en el periodo de 1952 a 1959.

Es la tarde del 13 de marzo de 1957 y un camión de entrega rápida cruza la ciudad llevando como única carga la temeridad de un grupo de valientes. Su destino es la imponente edificación marcada con el número uno de la calle Refugio: esa madriguera del crimen donde los combatientes del Directorio Revolucionario van a ajustarle cuentas al tirano.

Es la tarde del 13 de marzo de 1957 y José Antonio Echeverría -el presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, el que envuelto en una denuncia se lanzó a un terreno de pelota, el que suscribió junto a Fidel la programática Carta de México, el entrañable Manzanita de sus compañeros en el aula y las ideas- irrumpe en la cabina de Radio Reloj para anunciarle al pueblo de Cuba el ajusticiamiento del dictador.

Es la tarde del 13 de marzo de 1957 y sobre los mármoles del Palacio Presidencial se ha vertido la sangre de los buenos, mientras el sátrapa consigue escapar ileso. Es la tarde del 13 de marzo de 1957 y a un costado de la Colina legendaria se siembra en la historia el acribillado cuerpo del estudiante de arquitectura que quiso edificarle a la patria un futuro mejor.

Hoy es también 13 de marzo. El pueblo de Cuba vuelve a escuchar, como 64 años atrás, la vehemente alocución radial del líder revolucionario y a un costado de la Universidad de La Habana han germinado flores semejantes a promesas bajo el rostro de bronce de José Antonio Echeverría.

amss

Impactos: 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − quince =