Por el equilibrio entre el mundo moderno y la naturaleza

Foto: Tomada de Internet

El Día Mundial de la Ingeniería para el Desarrollo Sostenible se celebra cada 4 de marzo desde el año 2020. Esta festividad, enmarcada dentro de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tiene el propósito de estimular la presentación de proyectos de ingeniería y tecnología que permitan alcanzar las metas pautadas dentro del Plan de Desarrollo Sostenible planteado por las naciones.

El desempeño de ingenieros e ingenieras en nuestro mundo moderno es clave a la hora de pensar en el futuro de la humanidad. Ellos tienen ante sí el reto de desarrollar no solo nuevas tecnologías, sino también nuevos métodos.

Es muy importante innovar, siempre tratando de lograr un adecuado equilibrio entre el mundo moderno y la naturaleza. Las personas deben obtener los recursos necesarios sin poner en riesgo al planeta.

Los profesionales de la ingeniería tienen una alta responsabilidad al tomar decisiones claves en empresas e instituciones, las cuales también tienen un rol fundamental ante la sociedad, ya que la actividad tecnológica provoca un gran impacto social y ambiental.

Por eso, cada proyecto debe tener una visión estratégica a largo plazo en la que se tenga en cuenta y se valoren los impactos económicos, ambientales y sociales. Es decir, pueden aportar soluciones en materias como alimentos, agua, energía y medio ambiente; además de idear propuestas de ciudades sostenibles, resiliencia ante desastres naturales y mejoras en el crecimiento económico, e incluso, incentivar la igualdad de género dentro de su ámbito profesional. Estas son las principales áreas en las que más se necesitan ingenieros.

Tomando en cuenta la preparación de estos profesionales, la educación en ingeniería también es central; ya que el mundo necesita más ingenieros con las habilidades adecuadas para el desarrollo sostenible.

amss

Impactos: 10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco − cuatro =