Guerrera de estos tiempos

Permanecer en momentos difíciles junto a quienes le confían su representación en el gobierno local, constituye un orgullo para Aimeé Serra Laguardia, presidenta del Consejo Popular Santos Suárez del municipio Diez de Octubre. Foto: Marietta Riverí

A pocas jornadas de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer, ejemplos de entrega y constancia abundan en el extenso territorio capitalino de Diez de Octubre, donde sectores imprescindibles para la sociedad como la educación, la salud pública y la seguridad social, son dirigidos por féminas.

También allí en los barrios las mujeres abanderan la constante lucha por erradicar la COVID-19 del territorio octubrino y se muestran dispuestas a toda hora para las más disímiles tareas.

Tal es el caso de Aideé Serra, cuyos 73 años la colocan en el grupo de mayor riesgo; pero no impiden su actuar allí, donde afirma, se sabe necesaria.

Desde que se confirmaran  en el municipio los primeros pacientes positivos a la COVID-19, hace ya un año, se activó en el Consejo Popular Santos Suárez un puesto de mando al que acuden pobladores con dificultades con el abasto de agua, la distribución de alimentos y otros; aspectos que pudieran frenar la lucha permanente frente a la pandemia.

El reto es difícil, explica Aideé, e involucra a delegados de circunscripciones y representantes de las organizaciones políticas y de masas en el barrio; así como a trabajadores de sectores como la educación, la cultura y el deporte, que fungen como mensajeros para atender las necesidades de 42 ancianos considerados vulnerables en la comunidad.

Ahora el trabajo se ha especializado, dada la experiencia de un año de enfrentamiento a la pandemia y, al decir de la presidenta del Consejo Popular, las acciones se dirigen de manera diferenciada a embarazadas, niños pequeños y núcleos familiares considerados altamente vulnerables a los contagios; y que en medio del aislamiento por sospecha de portar el virus, reciben, además de los servicios de mensajería y otras facilidades, la preocupación constante de quienes, como Aimeé, consideran un deber impostergable proteger a los cubanos de la peligrosa enfermedad.

amss

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − dieciseis =