Talento habanero en balonmano francés

Por/Juan Carlos Teuma Díaz

Talento habanero en balonmano francés
El balonmanista capitalino defiende los colores del Tremblay en France Handball. Foto: Kevin Domas

Luego de saber que el habanero Yosdany Ríos anotó recientemente dos goles en el choque que su equipo, el Tremblay en France Handball, le ganó (27-25) al Chambéry Savoie Handball —en la Lidl Starligue francesa—, la curiosidad obliga a buscar más detalles de su desempeño individual en la que muchos consideran la mejor liga de balonmano del planeta.

Su debut en tierra gala fue en 2017, tras ser contratado por el US Ivry Handball. Con ese elenco, durante la temporada 2017-2018, el lateral izquierdo capitalino jugó 13 partidos y perforó las porterías de sus adversarios en 29 ocasiones, para un prome-dio de 2,23 dianas por pleito.

También con el Ivry, en el periodo 2018-2019, Yosdany actuó en 16 desafíos, en los cuales marcó en 51 oportunidades. Tales cifras de cara a la puerta rival le permitieron exhibir un magnífico average ofensivo de 3,19 goles por cada salida al tabloncillo.

En enero de 2019 el giraldillo fue fichado por el Limoges Hand 87, que entonces pertenecía a la Proligue dos (segunda división del balonmano francés). Allí fue letal en el ataque: anotó 88 veces en 27 jornadas. Semejante demostración de talento, técnica y fuerza llamó la atención de los directivos de su actual escuadra, donde milita desde inicios de 2020.

Con su presente camiseta ha jugado dos temporadas en el certamen élite de Francia. En la primera solo participó en algunas fechas en las postrimerías de la lid. En específico, anidó 13 balones en las redes rivales en cinco juegos.

Y en esta, su segunda competencia de Liga defendiendo los colores del Tremblay, —sin incluir el resultado del duelo de hace dos días, ante el Limoges— había intervenido en 10 partidos, en los que su olfato goleador lo premió 16 veces.

Con sus 32 años, cumplidos el 30 de enero último, el espigado balonmanista habanero de 1,94 metros de estatura tiene bien claro que con cada actuación destacada —juegue donde juegue— pone en alto la bandera de Cuba, y está siempre dispuesto a acudir al llamado de la selección nacional.

Igualmente, en sus triunfos individuales o colectivos cosechados como profesional en la lejana y vieja Europa, menciona en cada entrevista que él es de La Lisa, y suele agregar sin disimular el orgullo: “del Reparto San Agustín”.

odh/Tomado de Trbuna de La Habana

Impactos: 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 13 =