Jóvenes contra Covid-19

En distintos frentes del combate a la Covid-19 en La Habana se aprecia la colaboración de los jóvenes. Su dinamismo, arrojo y dedicación están donde son más útiles: en zona roja como parte del ejército de batas blancas, en el apoyo a disímiles labores en instituciones de salud, centros de aislamiento u otras tareas necesarias.

Foto Inés María Miranda

De manera voluntaria y aprovechando el obligado ocio que impone la pandemia, a Raúl Alejandro Montes Díaz, estudiante de primer año de ingeniería Industrial, en la Universidad Tecnológica de La Habana, José Antonio Echeverría (Cujae), se le encuentra en el Puesto de Mando, de la Dirección Municipal de Salud, en la localidad capitalina del Cerro.

Desde allí -afirma- aporta su granito de arena, junto a otros compañeros de estudios, al control y prevención del virus SARS-CoV-2.

Frente a una computadora gestiona la disponibilidad de camas y coordina la ubicación de pacientes sospechosos o positivos al PCR y contactos de primer orden.

“Con esta tarea en el Puesto de Mando, precisa Montes Díaz, aliviamos la presión de trabajo de los médicos, del personal de Salud; es una ayuda, creo yo”.

Antes de esta misión el joven Raúl Alejandro, residente del Cerro, también desempeñó otras labores en policlínicos del territorio, vinculadas con la contención de la epidemia.

“Entregaba los resultados negativos al PCR y apoyaba, en el caso de los viajeros, si las condiciones de vida en sus casas eran aptas para su aislamiento.”

Participante activo en el combate a la Covid-19 exhorta a todos los jóvenes a ser conscientes, a cuidarse y cuidar a sus familias.

“La Covid-19 no es un juego, afecta bastante y muchas familias sufren sus consecuencia por el incumplimiento por parte de algunos de sus integrantes, de las medidas de bioseguridad”, sentenció.

odh

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco + 20 =