Provechosas experiencias del Dúo Martín en el universo digital

Foto: Radio Enciclopedia

Una gran experiencia profesional resultó para el reconocido Dúo Martín la participación, el pasado año, en dos importantes eventos internacionales de la guitarra que realizaron sus propuestas de forma virtual -debido a la contingencia sanitaria generada por la pandemia de COVID-19.

El conjunto cubano -integrado por los maestros Galy Martín y Eduardo Martín-, asistió al Festival Internacional de Guitarra “Antonio Lauro” en Colombia y al Festival Guitarras del Mundo de Argentina. En ambos tuvieron una notable presencia y fueron sus propuestas acogidas cálidamente, tanto por parte de los organizadores como del público.

Estos festivales de guitarra constituyen una importante vitrina para la guitarra y la música de concierto; pues desde el punto de vista cultural acogen los más disímiles estilos, tendencias estéticas del instrumento, de la música y el arte.

Anteriormente el Dúo Martín había participado en el Festival Guitarras del Mundo en la vigésimo quinta edición de forma presencial y el maestro Eduardo Martín asistió a estos encuentros desde los primeros años de convocatoria, sin embargo, esta nueva modalidad cambió muchas de las dinámicas y trajo nuevos retos para ellos.

Para esas dos citas el conjunto propuso un repertorio conformado por obras del catálogo del maestro Eduardo Martín, a quien se le reconoce entre los compositores más imaginativos para guitarra clásica.

Los eventos permitieron ver en la escena virtual al creador asumiendo sus propias obras; importante oportunidad para estudiantes, intérpretes, musicólogos y amantes de la guitarra, quienes tienen en estos vídeos una referencia ineludible en la interpretación de estas piezas.

El programa asumido en el Festival de Guitarras “Antonio Lauro” fue conformado por la Suite Habana, que consta de cuatro movimientos: Lugares comunes, Amaneceres, Laberinto y Sol y sombras; también se suman la popular rumba Hasta Alicia bailaAcrílicos en la sonrisa y Sones y Flores; esta última ideada por el maestro Martín en colaboración con Walfrido Domínguez.

Por su parte, en el Festival Guitarras del Mundo se escucharon tres obras: Eclipse en la Zona 1Hasta Alicia baila y Sones y flores.
Para conocer más detalles sobre la experiencia que tuvo el Dúo Martín en estos festivales, cómo fue el proceso de grabación de los materiales, la selección del repertorio y las posibilidades que presentan los eventos virtuales, conversamos en exclusiva con la guitarrista Galy Martín, integrante del Dúo Martín.

Puntos comunes y diferencia

La joven guitarrista cubana no duda en calificar la participación del Dúo Martín en ambos festivales de guitarra como una significativa experiencia y nos comenta sobre los puntos comunes de ambos encuentros:

“En estos espacios se defienden, sobre todo, la guitarra latinoamericana, el repertorio de compositores jóvenes, de creadores latinoamericanos; aunque también se abordan obras de diferentes épocas y estilos. Tienen como premisa divulgar el quehacer de jóvenes y consagrados guitarristas y compositores de la región latinoamericana”.

Al referirse a las diferencias curatoriales de estas citas, Galy Martín expresa: “el Festival de Guitarras Antonio Lauro tiene una estructura más tradicional porque son compartidos entre dos figuras artísticas, media hora para cada guitarrista; a diferencia del Festival Guitarras del Mundo que sus conciertos son más pensados desde el estilo de la gala, pues van pasando diferentes guitarristas y cada uno toca solamente una o dos piezas”.

Un interesante y llamativo repertorio

Como es conocido, el Dúo Martín tiene como objetivo fundamental la proyección y difusión de primera mano de la música compuesta por el compositor y guitarrista cubano Eduardo Martín; por ello su repertorio se nutre, desde las composiciones para dúo de guitarras y dos guitarras, en diversas combinaciones instrumentales hasta obras concertantes donde el dúo juega el papel de solista junto a orquesta de cámara o sinfónica.

“Estamos trabajando particularmente -explica Galy Martín-, sus composiciones de los años 90 o principios del 2000; épocas en que compuso fundamentalmente para dúo, ya que en la década del 1980 él escribió mucha música para guitarra sola; pero los dúos, en su mayoría, fueron escritos en esta etapa”.

Del Festival de Guitarras del Mundo manifiesta que realizaron el estreno en Argentina de la pieza Eclipse en la zona 1, compuesta en el año 2006; y a ella se añadieron dos más que había conformado el repertorio presentado en la edición anterior.

“Son dos de las obras más conocidas y solicitadas, debido a que todos los dúos las abordan. Una de ellas se llama Hasta Alicia baila y es un guaguancó que llama mucho la atención a las personas; porque utilizamos la guitarra como instrumento de percusión, haciendo la clave del guaguancó en una de las dos guitarras, mientras la otra va tocando la melodía y así vamos alternando las dos guitarras. Esto es algo que interesa mucho al público y, por eso, la incluimos en casi todos los programas”.

Fortalezas generadas por los encuentros virtuales

La situación mundial generada por la pandemia de la COVID-19 ha permitido que este tipo de convocatorias online se potencien y ha resultado -para estos experimentados músicos de la guitarra-, un universo de nuevas posibilidades.

“Para nosotros es algo muy novedoso porque los músicos clásicos no estábamos acostumbrados a grabar tantos vídeos para poner en las redes sociales. A veces lo que hacíamos era grabar las mismas presentaciones en vivo de nuestros conciertos, para luego subirlas a internet como manera de promoción”.

Al respecto agrega que esta nueva circunstancia los obligó a abordar ese tipo de grabación en la casa y aprendieron a editar el audio y el video de sus propios materiales, por lo que no duda en calificar esta experiencia como “una escuela para nosotros y esperamos seguir perfeccionándonos en ese sentido”.

“Grabar y editar nosotros mismos nos posibilita que, en otros momentos, continuemos la grabación de repertorio que nos interesa su divulgación; pero que no se conoce mucho. Pensamos seguir haciéndolo y esta situación nos ha demostrado que somos capaces de hacerlo de manera sistemática”.

También como una situación muy beneficiosa contempla la posibilidad de subir a diversas plataformas digitales la música que defienden: “Llega a más cantidad de público ya que son millones de personas conectadas todo el día reproduciendo videos y esto es genial, pero por otra parte, no dejamos de extrañar y reconocer el valor del concierto en vivo al que asiste el público y sentimos su caluroso aplauso que nos envuelve y llena espiritualmente”.

Complejidades de un proceso y rigor profesional

El trabajo profesional de edición de audio y video para el Dúo Martín ha sido un obstáculo que con perseverancia e inteligencia han sabido sortear:

“Es un proceso bien complejo porque aunque parezca que uno trabaja menos es todo lo contrario; uno tiene que trabajar más, porque además de ensayar, de tratar de tocar a la mejor perfección posible como si estuviéramos en vivo, debemos de hacerlo lo más cuidadosamente posible para que no hayan errores porque es algo que se va a quedar en las redes”.

Explica la artista que la grabación es una modalidad que lleva mucho tiempo por las diferentes tomas que requiere y en las que deben tener presente especialidades como la iluminación, sonido y puesta en escena.
“En los casos de los conciertos que tenemos que grabar gran cantidad de música y se debe grabar en varios días siempre tiene que ser la misma escenografía, no puede moverse nada de lugar y, por ello, hacemos marcas en el piso para las luces y las cámaras”.

Todo ello, nos confirma la intérprete, ha incrementado las horas de trabajo y espera que en el futuro persista esta modalidad junto a los conciertos en vivo que tanto prefieren porque permiten el intercambio con el público.

Miguel Darío García Porto

amss/Tomado de Radio Enciclopedia

Impactos: 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 9 =