Germán Piniella, un gladiador

Foto histórica: de izquierda a derecha, Germán Piniella, el poeta y cineasta Víctor Casaus, el trovador Silvio Rodríguez y el escritor Eduardo Heras León; de pie, el poeta y narrador Luis Rogelio Nogueras. Foto: Tomada del perfil de Facebook de Germán Piniella

Al fallecer el último sábado en La Habana, Germán Piniella perdió un combate contra el cáncer, pero no la guerra. Hasta el minuto final de sus 85 años de existencia peleó por sus verdades, las que compartió con el destino de su pueblo en defensa de la cultura cubana, la ética y la Revolución.

La imagen que perdurará será la de un hombre que entendió la cultura como proceso integral, desde la escritura ficcional y el periodismo, hasta el manejo de las redes sociales, donde hizo visibles los más afilados contornos de su modo de pensar y actuar.

Como cuentista se dio a conocer en 1971 con el volumen Otra vez al camino; y en 2013 publicó la novela Un toque de melancolía, suficiente para inscribir su nombre en la saga más destacada de la literatura policial cubana. Junto a su compañera Amelia Rodríguez concibió Comiendo con Doña Lita (2010), interesante aproximación a la cultura culinaria.

La impronta de Germán, sin embargo, fue mucho más allá de los libros que publicó, incluso de sus traducciones literarias de la literatura estadounidense contemporánea. El acompañamiento desde la crítica, la producción discográfica y la promoción a los escritores y trovadores de su generación –esencial su labor en torno a Noel Nicola y Augusto Blanca– sobresalió por la seriedad y lucidez con que asumió ese compromiso.

La Asociación Cubana de Comunicadores Sociales le confirió el Premio Espacio por la obra de la vida. Tanto la Unión de Escritores y Artistas de Cuba como la Unión de Periodistas de Cuba, organizaciones a las que pertenecía, lamentaron la pérdida de Germán.

Pedro de la Hoz 

amss/Tomado de Granma

Impactos: 17

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − cuatro =