Reconocen a profesionales de medios de prensa de la capital

Periodistas de los medios radiales e impresos de la capital fueron reconocidos por su sistemática labor durante la epidemia de la COVID-19, que contribuyó a mantener informada a la población acerca del comportamiento y enfrentamiento a la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2.

En la Casa de la Prensa de La Habana, la jornada estuvo presidida por Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), junto a otros directivos del Partido, el sistema de la radio provincial y la delegación provincial de la organización profesional.

A propuesta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) entregó la bandera de Proeza Laboral al sistema de la radio provincial por su trabajo durante la etapa de la pandemia, estandarte que fue recibido por un representante de cada uno de los medios que lo integran.

Según explicó Carlos Albert, director de la radio provincial, la bandera de Proeza Laboral fue entregada al Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), que recorrerá todas las provincias.

En lo individual, por su labor fueron reconocidos periodistas de Radio Ciudad Habana: Reyna Turro, María Cristina Rodríguez, Alberto Riesgo, Zenny Lara, Ramón Lantigua e  Ileana Ortega.

De Metropolitana, Ricardo Gómez, Yanirys Vicente Legrá, Marietta Riverí, Inés Miranda Alonso y Margarita Marín; mientras que de la COCO, Eduardo Douglas, Gisela Rodríguez y Mirelys del Pilar.

Por Cadena Habana, se reconoció la labor de María Regla Figueroa, Grisel Oquendo, Dennis Medina, Adalys Flores y Grisel Chirino; y por Tribuna de La Habana, Raúl San Miguel, Nayaren Rodríguez Socarrás, Natacha Sánchez Hernández, Elías Argudín, Raquel Sierra, Marcia Ríos y Oilda Mon.

Al dirigirse al auditorio, Ronquillo Bello se refirió a la necesidad desde los medios públicos de reaccionar con celeridad, responsabilidad y profundidad en medio de la complejidad de la situación política, económica y comunicacional que vive el país, al cual se le quiere imponer un conflicto de cuarta generación, del cual los acontecimientos de la farsa de San Isidro fueron un primer ensayo.

Igualmente se refirió a las múltiples acciones dirigidas a desacreditar la reforma monetaria y cambiaria, con el fin de impulsar un estallido social; así como a la necesidad de colonizar el espacio digital, estudiar las audiencias habaneras, sus intereses, gustos y espacios de su preferencia en las redes sociales.

Asimismo, llamó a estudiar los instrumentos legales que dan derechos y responsabilidades y buscar pruebas irrefutables cuando se vayan a exponer situaciones y personas.

Según dijo, todo lo que se está viviendo en temas de comunicación justifica más un nuevo modelo de prensa pública para el socialismo, basado en pilares como nuevo tipo de relación entre sistema de instituciones y medios públicos, nuevo modelo de gestión editorial, nuevo modelo de gestión económica y nuevo modelo de gestión tecnología.

Ronquillo se refirió también a la enorme fortaleza del sistema público de prensa, su rol en el enfrentamiento a la COVID-19; así como los valores éticos y la sensibilidad humana y respeto a la privacidad de las personas, que caracterizan a quienes integran el gremio, llamados hoy a meditar sobre estos asuntos, generar transformación y cambio al interior del sistema de prensa, modernizarlo y cambiar el lenguaje.

Raquel Sierra Liriano

amss/Tomado de Tribuna de La Habana

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 5 =