Ordenamiento monetario impone transformaciones en el sector agropecuario

Foto: ACN

A tono con el proceso de ordenamiento monetario, el sector agropecuario en Cuba transforma sus principios de formación de precios, adecuaciones tributarias y la regulación y control de precios mayoristas y minoristas.

Lourdes Rodríguez Ruiz, viceministra de Finanzas y Precios, explicó este viernes en el espacio radiotelevisivo Mesa Redonda que se toma en cuenta el criterio general de las políticas de precios del ordenamiento, referido al enlace entre precios de insumos, de productos y minorista, llevando una conexión entre ellos.

Detalló que los costos de acopio de la campaña del año 2021 y sus tributos ya traen implícito el ambiente de ordenamiento; en tanto el punto de partida no es una base de 1×1 que prevalecía en los precios mayoristas y precisaban estímulos con financiamiento de apoyo desde el presupuesto del Estado, aunque en los últimos cuatro años se han ido actualizando.

Dijo que esta nueva actualización no solo lleva el proceso de devaluación del peso cubano, sino también el reajuste de los gastos de la fuerza de trabajo en el proceso productivo agropecuario.

Se reduce la carga tributaria a partir del reconocimiento del ciento por ciento del gasto como gasto deducible, a justificar el 80 por ciento; un mínimo exento en el impuesto sobre ingresos personales de 39 mil 120 pesos anuales; y un tipo impositivo fijo del cinco por ciento para el pago de dicha liquidación.

Esto también tiene que ver con la contención de precios minoristas y se ha facultado a los gobiernos locales para que puedan concertar precios, pero teniendo en cuenta que esas producciones agropecuarias no deben generar subsidios y en esos acuerdos también se pueden aplicar beneficios tributarios, aseveró la viceministra.

Significó, además, la importancia de que todas las mejoras resultantes de la eficiencia productiva puedan redundar en productos de más calidad.

Las características del escenario económico del país desde finales de 2019, el impacto del bloqueo de Estados Unidos y la dificultad adicional de la pandemia generaron una compleja situación en materia de suministro de insumos y semillas -acotó-, lo cual ha implicado una caída de los rendimientos de la producción agropecuaria.

Sobre el sistema de control ponderó la prioridad dada al accionar popular y a la obligatoriedad de las administraciones locales, pues existe un crecimiento de precios pero deben estar enmarcados en el diseño del proceso de de ordenamiento.

Asimismo, instó a trabajar desde hoy para que la regulación de los precios mayoristas y de acopio puedan estar siendo cumplidos.

Se refirió al reforzamiento y sistematicidad de la inspección de precios y tarifas mayoristas y minoristas, adoptando las medidas administrativas ante violaciones; y al enfrentamiento a los precios abusivos y especulativos.

En ese sentido, Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios, reiteró que desde el pasado año se implementan medidas para ir evitando la aplicación de precios abusivos, pues “no deseamos que al presupuesto del Estado vayan ingresos a costa de precios especulativos; las riquezas que queremos captar serán las que generen en conjunto todos los actores económicos a partir de producir más bienes y servicios”.

amss/Tomado de ACN

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × 2 =