Maceo: el sentido del sacrificio

Foto: Trabajadores

(…) el recuerdo de Antonio Maceo adquiere luces propias. Empieza a estar más íntimamente ligado al pueblo, y toda la historia de su vida, de sus luchas maravillosas y de su muerte heroica, adquiere el sentido completo, el sentido del sacrificio para la liberación definitiva del pueblo.

Ernesto Che Guevara

Por su valentía, su arrojo y su entrega a la lucha contra el yugo colonial español, el Lugarteniente General Antonio Maceo es una de las figuras esenciales en la heroica gesta de los cubanos por alcanzar la libertad, la soberanía, la independencia, de la patria amada.

No es sorprendente, por ello, que, a lo largo del tiempo, la acción y el pensamiento del bravo guerrero hayan sido estudiados por varias generaciones de investigadores e, igualmente, hayan inspirado a poetas que han recreado en sus versos las hazañas del héroe.

Dos libros confirman ese interés por acercarse, desde diversas miradas, al valeroso revolucionario: Antonio Maceo en la historiografía cubana. El tratamiento a aspectos controvertidos de su biografía, de Zoe Sosa Borjas, y Antonio Maceo, nuestro Titán, de Efraín Nadereau.

El propósito del primero de esos títulos, Antonio Maceo en la historiografía cubana. El tratamiento a aspectos controvertidos de su biografía (Editorial del Caribe / Editorial Oriente, 2015, 208 pp), es esclarecer las interpretaciones distorsionadas que, durante años, se han formulado sobre la vida y la acción del infatigable luchador.

Sustentado en una exhaustiva revisión de la bibliografía maceísta, Zoe Sosa Borjas analiza, entre otros temas, el entorno socio-familiar del prócer, su casa natal, su formación intelectual, su vida personal, los atentados de que fue víctima, su muerte y el papel del líder dentro del proceso emancipador.

Refiere la investigadora que, a partir de los estudios llevados a cabo en las dos últimas décadas –desarrollados fundamentalmente por historiadores santiagueros–, se ha logrado aclarar algunas de las tergiversaciones que han acompañado a la figura de Antonio Maceo.

Autora de varios artículos y ensayos sobre temas de la historia nacional, incluidos en libros y publicaciones periódicas, Zoe Sosa Borjas (Santiago de Cuba, 1971) es Licenciada en Historia y Máster en Estudios Cubanos y del Caribe por la Universidad de Oriente.

Con este su primer libro, Sosa Borjas contribuye –en palabras del historiador Israel Escalona Chádez– a “un conocimiento más exacto y completo de una de las personalidades cimeras de nuestro devenir nacional”, para así “confirmar la necesidad de la sistematización de los estudios historiográficos en torno a Antonio Maceo y, en sentido general, acerca de la familia Maceo-Grajales”.

Foto: Trabajadores

Antonio Maceo, nuestro Titán (Editorial Oriente, Colección Ala y Espuela, 2014, 64 pp), el otro libro relacionado con el viril patriota, es un poemario de Efraín Nadereau dirigido al lector infantil y juvenil, que llega acompañado de las ilustraciones de Rolando Castro.

 “De Yara a Baraguá”, “Lo de menos fueron las veinte y tantas heridas” y “Viva el Himno Invasor en la retreta” son las tres secciones en que el autor agrupa los poemas incluidos en el cuaderno, textos que recrean momentos trascendentales en la vida de Antonio Maceo.

Más que poemas independientes, se trata como de un largo poema pues, cada uno de los breves textos que integran el libro, son como pequeñas viñetas entrelazadas unas con otras, para así presentar, como en un gran fresco, la heroicidad del insigne revolucionario.

En Antonio Maceo, nuestro Titán puede leerse este poema, muestra del cuidado discurso lírico que caracteriza la entrega:

Aunque basta la invasión

para fraguar su leyenda,

cada trocha hace de prenda,

tutelaje y guarnición.

Dorada constelación,

estrellas quemando el cielo

blanco que oculta el desvelo,

jazmín del inquisidor,

príncipes de negra flor,

caballos de terciopelo.

Poeta, crítico literario, editor, Efraín Nadereau (Santiago de Cuba, 1940) es autor de una amplia bibliografía que, entre otros títulos, incluye La isla que habitamos (1973), Premio 26 de Julio, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y La otra mitad del mundo (1979), Premio de Poesía Heredia.

La lectura de Antonio Maceo en la historiografía cubana. El tratamiento a aspectos controvertidos de su biografía y Antonio Maceo, nuestro Titán no solo permite, a quienes lleguen a sus páginas, acercarse a la acción y el pensamiento de un hombre que es todo un símbolo de aguerrida cubanía.

Son dos libros que, desde diferentes perspectivas, a partir del estudio, de la investigación, del análisis, del accionar de uno de los padres fundadores de la patria, enriquecen el conocimiento de la historia de la nación cubana, para así contribuir a entender el presente y construir el futuro.

Fernando Rodríguez Sosa

amss/Tomado de Trabajadores

Impactos: 10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 7 =