Encabeza Díaz-Canel visita gubernamental a Matanzas

En central Jesús Rabí, del municipio Calimete, inicia Presidente cubano agenda de trabajo como parte de la tercera visita Gubernamental a Matanzas. Foto: Juventud Rebelde

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República de Cuba, encabeza hoy viernes la tercera visita gubernamental a esta provincia.

Cumpliendo estrictamente las medidas epidemiológicas dispuestas en el país, el equipo de Gobierno se constituyó en esta ocasión en ocho frentes de trabajo para abarcar el mayor número de municipios y sitios de interés económico y social.

La agenda de trabajo del Jefe de Estado inició temprano en la mañana por el central Jesús Rabí, en el municipio de Calimete, el primero de los tres ingenios matanceros que molerá en la ya próxima contienda azucarera.

Luego de una reparación de calidad, según especialistas del sector, el colectivo de dicho central tiene el propósito de cumplir el plan previsto y hacer una zafra eficiente. El Rabí está enclavado en un territorio con cultura azucarera, que exhibe uno de los mejores rendimientos cañeros del país.

En ese mismo escenario visitó el centro de elaboración ubicado dentro del propio batey, donde actualmente se producen hasta 20 productos como sostén de la alimentación de los trabajadores de la industria y del campo, además de ciertos volúmenes que procesa con destino a la población de la zona y de la cabecera municipal.

En la cabecera provincial el grupo conducido por Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República de Cuba, inició la jornada con el chequeo del perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular.
Las visitas anteriores realizadas por el Consejo de Ministros tuvieron lugar en julio de 2018 y en abril de 2019.

Matanzas en la historia

Matanzas fue fundada el 12 de octubre de 1693, una provincia cuya capital es la primera ciudad moderna de Cuba debido a los criterios urbanísticos y únicos utilizados en el diseño y fundación.

Debe su nombre a un hecho ocurrido en 1510, cuando los aborígenes atacaron a un grupo de españoles que navegaban en la bahía. Los historiadores locales consideran que se trata del primer acto de rebeldía de la población aborigen contra la dominación española.

En el siglo XIX el territorio fue un sitio clave para la economía cubana por el esplendor de la industria azucarera. Tuvo una de las mayores concentraciones de esclavos del país, que llegó a rondar la cifra de 100 mil.

El territorio se divide en 13 municipios: Matanzas, Cárdenas, Martí, Colón, Perico, Jovellanos, Pedro Betancourt, Limonar, Unión de Reyes, Ciénaga de Zapata, Jagüey Grande, Calimete y Los Arabos. La capital de la provincia es la ciudad de Matanzas.

Se le conoce además como La Bella Durmiente, La Venecia Cubana y la Ciudad de los puentes, pero ningún apelativo enaltece más a los matanceros que La Atenas de Cuba, sobrenombre que se debe al esplendor cultural y literario que empezó a forjarse desde los inicios del siglo XIX y se consolidó en la segunda mitad de esa centuria.

La región ha sido pródiga en grandes poetas y brillantes escritores, entre los que sobresalen José Jacinto Milanés, Gabriel de la Concepción Valdés y Francisco Manzano, Bonifacio Byrne, Agustín Acosta, Carilda Oliver Labra, Dora Alonso, Virgilio Piñera y Urbano Martínez Carmenate, apenas una legión de los muchos que se han distinguido en distintas épocas.

El territorio dispone de una rica variedad de paisajes naturales e históricos que suscitan la atención de los viajeros. En primerísimo lugar está Varadero, balneario de belleza inigualable, pero también tiene a Las Cuevas de Bellamar, considerada uno de los tesoros naturales de Cuba y el centro turístico en activo más antiguo del archipiélago; el Valle Yumurí y el Pan de Matanzas, entre otros muchos.

Entre las edificaciones destacan el Puente de Bacunayagua, la Ermita de Monserrate, la Catedral de San Carlos Borromeo, el Cuartel de Bomberos; el Castillo de San Severino, asiento del Museo de la Ruta del Esclavo, el Museo Farmacéutico, y el estadio Palmar de Junco, escenario del primer juego de béisbol oficial en el país.

En Matanzas tuvo lugar la experiencia cubana del Poder Popular y su territorio fue escenario de la primera gran derrota del imperialismo yanqui en América Latina, en abril de 1961, en las arenas de Playa Girón, suceso épico que se recuerda en todos los confines del planeta.

La provincia se consolidó en las últimas décadas como una importante zona económica, donde descuellan la producción de petróleo y la agricultura, así como el sector del turismo y el energético, además de otros renglones como la industria química, de la construcción y la sidero-mecánica.

El Primero de Enero de 1959 constituyó la mayor inspiración para este pueblo revolucionario, laborioso y culto, como lo calificó Fidel.

Ventura de Jesús

amss/Tomado de Granma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.