Insta Primer Ministro a rápida recuperación tras tormenta tropical

Foto: Alfonso Sosa

Manuel Marrero Cruz, primer ministro de la República de Cuba, instó en Sancti Spíritus a actuar con celeridad para resarcir, en el menor tiempo posible, los daños causados por la tormenta tropical Eta a su paso por el centro del país.

Al participar este jueves en reunión del Consejo de Defensa de la central provincia, Marrero Cruz dijo que se debe saber con exactitud la magnitud de las afectaciones; y para ello insistió en hacer un levantamiento que permita conocer los recursos materiales que se requieren.

No podemos, expresó, echarle la culpa de todo a Eta, aunque indudablemente existen perjuicios en varias esferas de la economía y la sociedad; y ante esa situación llamó a buscar alternativas para resolver los problemas, porque esa, acentuó, es nuestra responsabilidad ante el pueblo.

Luego de conocer el impacto del fenómeno natural en el territorio espirituano y de las lluvias intensas ocurridas inmediatamente después de este evento, el dirigente hizo énfasis en cosechar todos los cultivos que puedan ser acopiados en las zonas de inundación para ofertárselos a la población; y los que no estén aptos para el consumo humano, dedicarlos a la alimentación animal.

Sugirió dedicar especial atención a la producción de hortalizas mediante el Programa de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, teniendo en cuenta que esas producciones se obtienen en corto período de tiempo y pueden paliar la situación de la comida en estos momentos de dificultades económicas que vive Cuba y el mundo.

Marrero Cruz destacó la celeridad con que se ha actuado en Sancti Spíritus para restablecer el servicio eléctrico que afrontó perjuicios en cinco líneas de subtransmisión de 33 Kv y 29 circuitos primarios, todo lo cual afectó a más de 103 mil 200 clientes en distintos momentos del fenómeno meteorológico.

Igualmente resaltó la labor para devolver el abasto de agua a unas 35 mil personas que han carecido del líquido en estos días por averías en conductoras e interrupciones eléctricas en sistemas de bombeo, además de que en algunos de estos últimos hubo que retirar equipos para evitar que se dañaran debido a las inundaciones.

Foto: Alfonso Sosa

Los temas de la electricidad, el agua y la vivienda son muy sensibles, aseguró; y de este último conoció que se han reportado por los moradores más de 600 problemas, aunque de acuerdo con la comprobación realizada por los técnicos del sector, solo existen 86 afectaciones hasta la fecha.

Aún faltan por revisar varios domicilios, labor que el Primer Ministro indicó hacer con prontitud para determinar la circunstancia real para ir dando dar solución mediante un orden de prioridad.

A ustedes, afirmó, les ha tocado una racha complicada por coincidir la tormenta tropical con la COVID-19, la que se mantiene en fase autóctona limitada en el territorio.

De la primera elogió las medidas preventivas adoptadas, las que impidieron la pérdida de vidas humanas; y de la segunda refirió que aunque se nota una tendencia a la disminución de los casos positivos de la enfermedad, se requiere mantener las regulaciones higiénico-sanitarias establecidas por el Ministerio de Salud Pública y, que la población mantenga la percepción de riesgo.

Marrero Cruz llamó a continuar trabajando con ahínco para, gradualmente, ir pasando a la nueva normalidad, porque, aseguró, hay que empezar a reactivar la economía.

Finalmente saludó al pueblo espirituano por el esfuerzo que realiza en tan difíciles condiciones y lo exhortó a proseguir con espíritu a fin de salir victorioso de las actuales contingencias.

Al cierre de esta información, el Primer Ministro, acompañado de las principales autoridades de la provincia, recorría varias zonas afectadas por Eta y por las sucesivas intensas lluvias que incidieron sobre el territorio.

Israel Hernández Álvarez

amss/Tomado de ACN

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × tres =