Retrocede Sancti Spíritus a fase de transmisión autóctona limitada

Foto: Estudios Revolución

Teniendo en cuenta el deterioro de los indicadores sanitarios en el enfrentamiento a la COVID-19 que se manifiesta en Sancti Spíritus durante las últimas jornadas, en las cuales se han confirmado pacientes positivos en cinco de sus ocho municipios, el grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus aprobó este lunes el retroceso de dicha provincia a la fase de transmisión autóctona limitada.

Al comentar sobre el comportamiento de la epidemia en el territorio espirituano en los últimos días, el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, detalló que, al finalizar septiembre, en el cual se diagnosticaron allí 79 pacientes positivos, se incrementó la intensidad de la transmisión, comportamiento que continúa siendo tendencia en este inicio de mes.

En el intercambio –encabezado por el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; el vicepresidente, Salvador Valdés Mesa; y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz–, Portal Miranda aseguró, además, que las cifras de la pasada semana, en la cual se confirmaron 92 nuevos casos, evidencian un retroceso en el control que se había logrado.

Con cinco controles de foco y cuatro eventos de transmisión activos, uno de ellos abierto en la jornada del lunes, es la provincia que mayor complejidad epidemiológica evidencia en la actualidad, fundamentalmente en los municipios de Sancti Spíritus y Trinidad.

Según detalló el Titular de Salud Pública, el nuevo evento de transmisión institucional en cuarentena es en la Empresa Cubataxi, de Trinidad, cuyo caso índice es un chofer que resultó positivo el pasado día 29. Hasta el momento se acumulaban 20 casos y se había definido una población a pesquisar de 500 personas.

Durante el encuentro también se evalúo la situación de Villa Clara, donde luego de 36 días sin que se diagnosticaran positivos, se reportaron dos nuevos casos, de los cuales no se había podido precisar aún la fuente de infección.

Ambos pacientes, aseveró el gobernador Alberto López Díaz, se encontraban asintomáticos al momento de su detección y habían sido estudiados como parte de la vigilancia de los grupos de riesgo. A partir del estricto control de frontera que mantiene la provincia  –explicó–, en las diferentes áreas de Salud hay un minucioso seguimiento sobre las personas que arriban desde territorios donde circula el virus, y se les realiza la prueba PCR al quinto día.

Asociados a los nuevos casos, precisó, se abrieron dos controles de foco: uno en el municipio de Camajuaní y otro en el de Santa Clara.

A la par, en la reunión se analizó la situación de La Habana, que, al decir del Ministro de Salud Pública, al concluir septiembre mostraba una disminución en la intensidad de la transmisión. En agosto, apuntó, se diagnosticaron 985 pacientes y en septiembre 791.

No obstante, dijo, en los últimos 15 días se continuaron diagnosticando casos autóctonos en todos sus municipios, lo que evidencia la alta dispersión que aún se constata.

Con tres eventos de transmisión local y 69 controles de focos activos, tendentes a la disminución, este lunes, satisfactoriamente, solo se reportaron nuevos casos en tres de los municipios capitalinos, comentó el gobernador Reinaldo García Zapata.

Como otro elemento significativo destacó el manejo hospitalario, que por tres días consecutivos evidencia una relación favorable de egreso-ingreso. Al cierre del domingo, enumeró, fueron ingresadas 402 personas, en tanto recibieron el alta hospitalaria 688 pacientes, 53 de ellos recuperados de la enfermedad.

Sobre la implementación de las medidas de flexibilización en La Habana, el Gobernador puntualizó que se les dio seguimiento a todas durante el fin de semana, periodo en el cual hubo una baja concurrencia de personas a las playas; se comenzaron a restablecer varios servicios, tanto estatales como no estatales; y se inició la circulación de los ómnibus urbanos. En tal sentido, el Primer Ministro insistió en la necesidad de garantizar que se cumpla con todas las medidas indicadas en el transporte público para lograr el aislamiento necesario entre las personas.

Desde Matanzas, provincia que no reportó nuevos casos este lunes, pero donde lamentablemente falleció una persona que había permanecido grave durante diez días, el gobernador Mario Sabines Lorenzo aseguró que en los eventos de transmisión local activos en la comunidad de Santa Marta y en las obras constructivas del Turismo, no se confirman otros positivos desde hace seis y dos días, respectivamente.

De igual manera, puntualizó que se continúan las acciones para reactivar la economía en Varadero, para lo cual se ha diseñado un cronograma para la certificación, durante la semana, de diferentes obras, centros laborales y campamentos, lo que permitirá ir retomando las actividades habituales en ellos.

También rindieron cuenta las autoridades gubernamentales de Ciego de Ávila y Artemisa, donde se informaron nuevos casos positivos este lunes. La primera de ellas, según precisiones del ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, refleja una tendencia al control de la enfermedad, y en los tres primeros días de octubre manifiesta una reducción del promedio de casos positivos para una jornada.

Si bien allí se mantienen seis eventos de transmisión local y 15 controles de focos activos, se ha logrado disminuir la cifra de positivos ingresados y no se reporta ninguno en la condición de grave o crítico, refirió el gobernador Tomás Alexis Martín Venegas.

En tanto, desde Artemisa, donde solo se acumulan ocho personas diagnosticadas en los últimos 15 días, el gobernador Ricardo Concepción Rodríguez explicó que el nuevo caso informado corresponde a un control de foco que se encuentra activo en San Cristóbal y forma parte de los estudios que allí se realizan.

Al iniciar una nueva semana de enfrentamiento a la COVID-19 en Cuba, este lunes permanecían ingresadas con la enfermedad 488 personas, la cifra más baja en los últimos 50 días para una jornada, desde que inició el nuevo brote de la epidemia.

Esos números no admiten relajamiento, no obstante, hablan de cuánto esfuerzo se continúa haciendo desde el Gobierno y las instituciones de Salud para mantener a raya una enfermedad cuyos mayores niveles de transmisión en el mes que recién comienza se concentran en Sancti Spíritus, La Habana y Ciego de Ávila.

Como parte de la agenda de la reunión, se analizó igualmente el comportamiento de la actual situación meteorológica en las provincias de Artemisa, Mayabeque y Pinar del Río, así como del municipio especial Isla de la Juventud.

Ante el posible impacto del huracán Delta, cuya trayectoria podría acercarlo a la Península de Yucatán con una amplia área de influencia sobre el occidente de la Mayor de las Antillas, en esos territorios se adoptan las medidas correspondientes y se han activado todos los consejos de defensa.

Yaima Puig Meneses 

amss/Tomado de Granma

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco + doce =