Una vivienda es mucho más que un techo

Foto: Tomada de Internet

#DiaMundialdelHabitat

Con la mirada puesta en conseguir un mejor estilo de vida, cada vez más personas que viven en zonas rurales dejan sus hogares y se trasladan a las ciudades.

Los estudios demográficos predicen que para el 2030 el 60% de la población mundial saldrá del campo a la ciudad. Pero estos traslados, sin una planificación adecuada, traerían asentamientos periféricos en zonas marginales deprimidas por la pobreza, la delincuencia y el desempleo; incluso estas migraciones están sujetas a la contaminación, el hacinamiento y las enfermedades.

Desde 1986 el primer lunes de octubre se celebra el Día Mundial del Hábitat, proclamado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con la finalidad de que el desarrollo de las ciudades se haga de manera sostenible y organizada; y en función de garantizar a las familias y a la ciudadanía el derecho a una vivienda digna.

Vivienda para todos, un mejor futuro urbano es el tema que acompaña la jornada en este 2020.

Ciudades más urbanas y sostenibles

En tiempos de pandemia por la COVID-19 una vivienda es mucho más que un techo. Es el sitio donde siempre mejor se está.

Hoy debemos pasar más tiempo de lo habitual en casa para resguardarnos del contagio y cumplir las disposiciones sanitarias en cuanto al necesario aislamiento social.  

Bajo estas condiciones es importante contar con hogares seguros, en los que tengamos los requisitos básicos. Entre ellos, suficiente espacio, en el cual podamos trabajar y vivir, asomarnos al exterior y salir para tomar el sol; así como también el acceso a servicios básicos como agua, electricidad, gas y otros.

Tener una vivienda adecuada es un derecho humano que los gobiernos e instituciones involucradas deben garantizar a los ciudadanos del planeta.

Foto: Tomada de Internet

Un premio a la mejor solución

Uno de los objetivos de la celebración del Día Mundial del Hábitat es generar soluciones ante los problemas que predominan en cada ciudad o país.

La ONU entrega el Premio del Centro de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos. En esta convocatoria pueden participar instituciones estatales y privadas, con iniciativas viables, las cuales se encaminen a resolver los problemas y situaciones de la ciudad, la región o el país.

Distinguir el esfuerzo colectivo y la creatividad deviene un incentivo, una motivación y un compromiso. Una forma de estimular la búsqueda de soluciones propias a nuestros problemas.

Celebrar el Día Mundial del Hábitat presupone planificar el desarrollo sostenible de las ciudades.

Las migraciones de las zonas rurales hacia las urbes es un problema grave. Si no prestamos atención a este hecho, seguirán afectados los índices poblacionales.

El desarrollo agrícola, con el consiguiente abandono de un sector productivo tan necesario y vital, en la alimentación humana y animal, también tendrá sus reveses.

Por otra parte, la preservación de la cultura de las diferentes regiones es fundamental, una cuestión que marcará la diferencia en el futuro de las nuevas generaciones.

amss

Impactos: 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × dos =