Fuerza Habana, que vamos a vencer

Foto: Ricardo Gómez

¡Fuerza Habana, que vamos a vencer!, exclamó Luis Antonio Torres Iribar, presidente del Consejo de Defensa Provincial, en entrevista a la Revista Informativa Hola Habana y a la cadena de radio de la capital, trasmitidas este jueves en la tarde.

Iribar y el vicepresidente Reinaldo García Zapata, recordaron que aún estamos en la fase de trasmisión autóctona limitada; y este primero de octubre sólo se tomaron e informaron decisiones a partir de evaluaciones hechas de las medidas restrictivas aplicadas en septiembre último.

Explicaron que se entra en una nueva etapa de trabajo para cumplir con el encargo que tenemos en este momento histórico; y hacerlo con la responsabilidad, disciplina y unidad características de los capitalinos.

Comentaron que se abren los servicios de la gastronomía estatal y la que brindan los trabajadores por cuenta propia, de los de bufetes, consultorías, instalaciones deportivas, las playas; y llamaron a ser responsables en todos estos lugares y compartir en familia, pero cumpliendo las orientaciones para este momento.

En La Habana aislaron durante el período de pandemia a más de cinco mil personas, con todos los recursos que ello implica.

Torres Iribar expresó que el país no ha escatimado esfuerzos en gastos para salvar vidas, en cuanto a bienes materiales, financieros y todos los recursos humanos posibles. Ello merece una respuesta productiva y de los servicios.

Esclarecieron que el haber adoptado algunas medidas que flexibilizan la situación, nunca va en detrimento de la gran batalla que seguimos dando por la salud del pueblo y por tomar las decisiones que corresponda donde sea declarado un foco de trasmisión autóctona o un evento.

Dijeron que jamás abandonarán la idea de que ante el más leve síntoma de cualquier persona, hay que aislarla como sospechosa, darle el tratamiento correspondiente. Es decir, que se mantiene alta la responsabilidad del Estado y de la Salud con el pueblo, para salvarlo, trabajar y cuidarlo.

Explicaron que toda esa labor es insuficiente si no se eleva la percepción de riesgo; la responsabilidad individual, familiar, colectiva y comunitaria en el cumplimiento de acciones higiénico- sanitarias.

Comentaron que estamos a tiempo de lograr mejores resultados mediante el riguroso acatamiento de estas normas, de la forma de actuación, de la campaña comunicacional emprendida para hacer entender cuál es el modo de comportarse ante la enfermedad, conjuntamente con el trabajo del Estado.

De manera enfática insistieron en el influencia de la familia, donde se cultivan valores, hábitos, costumbres y se exige de manera responsable. Ahora es el momento de acatar todo esto con el rigor que se merece, puntualizaron.

Argumentaron que estamos necesitados de potenciar la producción material, prestar servicios, para poder emprender gastos en función de salvar la vida del pueblo y atenderlo.

Llamaron a cada habanero a revisarse hacia lo interno acerca de qué le corresponde hacer en esta etapa y cumplir lo orientado, como se ha hecho hasta ahora.

Estamos en condiciones de asumir el reto; y como en otras ocasiones, vamos a salir victoriosos, exclamó Reinaldo García Zapata.

amss

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 − seis =