Joven habanera no escatima esfuerzos en contra de la COVID-19

Carolina Marcos Cejas realiza la pesquisa activa en uno de los edificios del área de Salud que atiende el policlínico “19 de abril”. Foto: Inés María Miranda

Entre los muchos rostros con nombre de mujer que en esta capital luchan por el control de la COVID-19 en La Habana, descubrimos el de la joven de 21 años, Carolina Marcos Cejas.

Recién graduada de técnico en Terapia ocupacional, pasa el Servicio Social (entrenamiento) en el área de rehabilitación del policlínico 19 de Abril, en el capitalino municipio Plaza de la Revolución, donde se ha integrado a las pesquisas activas en sus áreas de salud para detectar posibles casos positivos a la enfermedad, causada por el virus SARS-CoV-2 que, en su rebrote, se ha dispersado por casi toda la provincia.

En plena faena, y en un cuarto piso de uno de los edificios que atiende el consultorio 13 en la barriada Nuevo Vedado, hallamos a Carolina; quien nos precisó que desde el comienzo del enfrentamiento contra el nuevo coronavirus en el país, el pasado mes de marzo, ella ha estado participando.

“Desde entonces y hasta ahora no he cesado de pesquisar; incluso cuando La Habana pasó a la fase uno, parte de los trabajadores asumió sus habituales labores en el policlínico y otra parte siguió pesquisando para mantener todo lo más controlado posible.”

Su labor ha estado llena de experiencias y mucho dinamismo. Los vecinos, con el tema de la COVID-19, comprenden el porqué de la preocupación hacia ellos, la importancia de la información que se les pide y la necesidad de que estén en casa; por eso colaboran, explica.

Asegura, asimismo, que lo más complejo o difícil de las pesquisas en esa barriada, es subir y bajar tantas escaleras, pues priman las altas edificaciones; pero nada le impide hacerlo bien.

“Energía tengo y me gusta mi trabajo -asegura la joven Carolina; y aunque mi especialidad no tiene que ver mucho con las pesquisas, me gusta ayudar a la gente. Si parte de mi trabajo contribuye con la prevención y control de la COVID-19, como también aportar a la campaña antivectorial, me satisface y lo hago sin ningún problema, a pesar del cansancio.”

Así es la estirpe de las Marianas de Hoy, no reparan en los obstáculos al cumplir cualquier tarea por muy difícil que sea. Para la joven Carolina Marcos Cejas, es la mejor manera de contribuir con la Patria en tiempos de pandemia del nuevo coronavirus y también el mejor tributo a las seis décadas de creación de la Federación de Mujeres Cubanas, con el legado y ejemplo de su eterna presidenta Vilma Espín Guillois.

amss

Impactos: 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho + doce =