Una cubana artista

El corazón es el punto de partida de las canciones de Marta Valdés

Para salvar las tardes y las noches del miedo a lo desconocido comenzó a componer y a cantar sus obras ha comentado ésta mujer habanera que hoy festeja sus 86 años de vida, Marta Valdés González.

Por puro instinto, entonces, escribió las canciones que brotaban desde su corazón.  Con apenas 21 años se inició como compositora basando su obra en géneros tan importantes como el bolero y la canción dentro del propio movimiento del feeling, y lo primero en escucharse es la antológica “Y con tus palabras”.

Hasta las manos de arreglistas de la talla de Bebo Valdés y René Hernández llegaron las composiciones de la muchacha de Miramar y en las voces más famosas de los años 50 en Cuba se escucharon las difíciles obras desde Vicentico Valdés, Fernando Álvarez, Orlando Vallejo, Bola de Nieve hasta llegar a Elena Burke, Pablo y Haydeé Milánes, Gema Corredera y tantos otros.

Marta Valdés fue alumna de Alejo Carpentier en un seminario de música, y cuando ya tenía una transitada y exitosa carrera se apareció una tarde en la casa del maestro Harold Gramatges a pedirle que le diera clases de composición lo que demuestra la humildad de ésta mujer despojada de todo el facilismo y el populismo.  Ya con la obra “Y con tus palabras” los críticos hablaban que la armonía era difícil de interpretar.

Entró Marta al grupo Teatro Estudio bajo la dirección de Raquel Revuelta a hacer música.  Mi generación no olvidará aquellos sencillos pero hondos encuentros en la sala Hubert de Blanck, en la calle Calzada de El Vedado, donde Marta aparecía con su guitarra acompañada también de Gema Corredera y Pavel Urquiza, tardes mágicas donde no había frontera entre la poesía y la música porque así es Marta Valdés.

Su romance mayor ha sido con la guitarra, a la que considera “un arma peligrosa, de doble filo… es un universo infinito por descubrir y cada canción es un mundo: tiene que tener su arquitectura y su balance. Letra y música en busca de una correlación perfecta, cuidando la acentuación y demás aspectos fundamentales del buen decir y garantizando el clima para el bien cantar” ha explicado la Premio Nacional de Música 2007.

Lúcida y profunda es la artista cubana, habanera, Marta Valdés quien sabe combinar con precisión la poesía con las más complejas y raras armonías, todo un ejercicio de virtuosismo para los intérpretes y el disfrute, el placer para el auditorio.  

 “MARTA VALDES” HAY TODAVIA UNA CANCION – YouTube

odh

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − ocho =