Exige Consejo de Defensa Provincial mayor rigurosidad en controles epidemiológicos

Foto: Raúl San Miguel

“La Habana, en el momento de cierre de la epidemia, nos obliga a precisar cada detalle de este proceso para combatir la COVID-19; pero estamos seguros de que vamos a ganar”; destacó Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial de La Habana (CDP), durante sesión de este órgano.

En la reunión se conoció este martes sobre el desabastecimiento de los mercados agropecuarios y se insistió en gestionar más productos, como las viandas, para garantizar la alta demanda en la capital.

Torres Iríbar dio lectura a un análisis del presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, para hacer que funcionen los mecanismos de suministros de estos alimentos.

El también primer secretario del Partido en La Habana precisó que la provincia debe hacer la evaluación correspondiente que permita la eficiencia de estos factores, vinculados a la producción.

Por su parte, Reinaldo García Zapata, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, chequeó la realización de obras priorizadas en la construcción, las cuales, se conoció, no avanzan con el ritmo necesario; sin embargo, en medio de los urgentes esfuerzos de la provincia para destinar recursos en el enfrentamiento a la COVID-19, no se han interrumpido las obras constructivas programadas, fundamentalmente en el sector de la vivienda.

El doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, director provincial de Salud, informó acerca del cumplimiento de las pesquisas, el seguimiento de los casos dados de alta y chequeo de los controles establecidos.

Blanco informó que se mantiene bajo control el evento de contagios de la tienda La Época y precisó que, en el caso de los laboratorios AICA, se espera concluir el 30 de junio la obtención de los resultados que certifican el control de todos los contactos de posibles contagios.

Aseguró, además, que las infecciones respiratorias agudas se mantienen en niveles de control establecidos y se realiza el chequeo permanente de trabajadores de la Salud que laboran en áreas de alto riesgo.

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), orientó asegurar el control de las muestras para demostrar que se está cortando el proceso de contagios en La Habana.

Fueron ingresados, en el día, 156 pacientes con infecciones respiratorias agudas, de ellos 55 de mayor riesgo, 39 de menor riesgo y 4 confirmados.  En este sentido, el vicepresidente del CDP exigió ser más exigentes al evaluar el control de las muestras realizadas e hizo referencia a los test realizados a los viajeros arribantes al país.

Se informó que, del vuelo llegado en la noche de este lunes, ninguno de los pasajeros presenta síntomas; no obstante, se cumple su traslado a los centros de aislamiento para su monitoreo y se hizo referencia a la necesidad de mantener la disponibilidad de capacidades para garantizar el aislamiento, pues continuarán llegando pasajeros procedentes de varias naciones.

Otro de los aspectos se relacionó con la transportación de personas que están autorizadas a viajar a las provincias del país. En este sentido, Torres Iríbar orientó la realización de test rápidos a estos viajeros excepcionales, a los cuales se les realiza un seguimiento de control sin internamiento en sus respectivos territorios, como fue acordado por la máxima dirección del país.

Orestes Llanes Mestre, coordinador del Programa de Fiscalización y Control del Gobierno de La Habana, quien está al frente de la Dirección Integral de Supervisión y Control (DISC), aseguró que se continúa la aplicación de multas a ciudadanos que incurren en violaciones de medidas sanitarias como el uso del nasobuco. 

“Debemos elevar el rigor de los controles epidemiológicos en lo técnico y lo organizativo, hacer bien las planificaciones y que los flujos de los controles se realicen en tiempo” subrayó Torres Iríbar al referirse a la posibilidad de producirse nuevos eventos por fallos en la detección de contactos. 

“Esta enfermedad nos obligó a aprender sobre la marcha. Se observa una disminución en la percepción de riesgo de nuestros ciudadanos”, sentenció Iríbar y puso ejemplos de cómo todos estos aspectos nos llevan a ser más exigentes y efectivos en las evaluaciones de los reportes diarios para alcanzar un término en la epidemia que posibilite, cuando lo determine el país, llegar a la mínima transmisión de la enfermedad.

Se ha actuado con responsabilidad entre cada uno de los integrantes que proceden de casi todos los municipios de la capital. Esto implica una alta movilidad de los miembros del CDP y de los representantes de los distintos ministerios. La unidad con la que se ha laborado ha permitido realizar un análisis detallado de cada situación, de acuerdo a la complejidad del territorio, expresó Iríbar.

Se ha trabajado fuerte, añadió, y puso de ejemplo cómo una persona asintomática pudo cambiar el curso de la cadena de contagios en La Habana; y mencionó los sucesos de la tienda La Época y los laboratorios AICA.  “Vamos a empeñarnos en cumplir el principio del Comandante en Jefe: exactitud, minuciosidad y honestidad”, concluyó.

Raúl San Miguel

amss/Tomado de Tribuna de La Habana

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × tres =