Día internacional contra el tabaquismo

Foto tomada de Internet

El daño provocado por el consumo de los productos del tabaco, principalmente la inhalación del humo de los cigarrillos, es múltiple: enfermedades cardiovasculares, bronquitis crónica y enfisema; así como también diversos tipos de cáncer, entre otros.

La nicotina y el monóxido de carbono son dos de las sustancias tóxicas que provocan daño cardiovascular. Sin embargo, el mayor efecto perjudicial del tabaco se ejerce mediante acciones procoagulantes, según afirman fuentes consultadas.

La adicción provoca otros costos intangibles; como son el sufrimiento de los adictos que llegan a padecer enfermedades crónicas o irreversibles asociadas a ese hábito, unido a la angustia de los familiares.

Investigaciones recientes arrojaron que la cifra de mujeres fumadoras crece peligrosamente y casi equipara a la de los hombres. Encargadas de la reproducción y otras funciones en la familia y la sociedad, tienen más riesgo de morir de cáncer de pulmón o de un infarto que los hombres que fuman y las personas libres de ese hábito.

Un paso positivo que se aprecia en el país es la toma de conciencia colectiva sobre lo dañino del hábito; por lo que se ha erradicado en el transporte público, centros de salud y escuelas.

Se cuenta con pacientes que dejan de fumar, sin embargo, resulta difícil; los especialistas opinan que para lograr mayor efectividad, se deben de combinar la práctica de ejercicios y la alimentación adecuada.

Es cierto también que algunos alimentos ayudan a desintoxicar el organismo y alivian los malestares por la falta de tabaco; entre los que destacan la zanahoria, el berro, el tomate, la miel de abeja y la espinaca.

Un tercio de la población adulta cubana fuma, lo cual es un freno para el desarrollo de la nación. El 85 por ciento de los cubanos se encuentran expuestos al humo de cigarros propios y ajenos en espacios públicos y privados.

Foto tomada de Internet

Expertos afirman que aproximadamente el 17 por ciento de la población cubana fallece a consecuencia del tabaquismo, adicción que también resta 10 años de vida a los fumadores.

Según la Organización Mundial de la Salud, el tabaquismo es uno de los factores de riesgo de 29 enfermedades y es considerado una pandemia. Es la principal causa de 10 tipos de cáncer, del 90 por ciento de las bronquitis, y de más de la mitad de las enfermedades cardiovasculares.

Al conocer cifras tan alarmantes, vale la pena que los fumadores cubanos eliminen de sus vidas el dañino vicio. Se trata de una sabia decisión que les agradecerá la sociedad.

amss

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 3 =