Habaneros enfrascados en el combate a la COVID-19

Los habaneros, como todos los ciudadanos de los territorios de Cuba, están enfrascados en dar cumplimiento a todas y cada una de las medidas sanitarias y de control trazadas por las autoridades para hacer frente a la COVID-19, letal pandemia que mucho daño y sufrimiento está ocasionando en el mundo.

Evitar las innecesarias salidas del hogar y dar seguimiento a las disposiciones del Ministerio de Salud en cuanto al empleo del nasobuco, el lavado frecuente de las manos y la desinfección de superficies en centros de trabajo y viviendas con uso de hipoclorito de sodio son algunas de las principales acciones emprendidas por los capitalinos durante estos meses de presencia de la pandemia.

La disciplina adquiere mayor relevancia que nunca antes frente al alto grado de contagio que representa el contacto con el virus. Los epidemiólogos y demás profesionales del país y el mundo que están en la primera línea de combate al COVID-19 recomiendan el aislamiento social y, sobre todo, insisten en quedarse en casa, (de no contar con una imperiosa necesidad de acceder a la calle); y esto está fundamentado en las investigaciones relacionadas con el número de enfermos que surgen por contactos con personas contagiadas; muchas de las cuales se encuentran asintomáticas, pero son trasmisoras del virus.

Asimismo, se vienen tomando medidas y realizando llamados a la conciencia ciudadana ante la irresponsabilidad de algunos compatriotas que continúan permitiendo que niños y adolescentes estén jugando o fomentando encuentros entre amigos en áreas de estar de los barrios sin tener en cuenta la percepción de riesgo ante esa enfermedad; la cual además de invisible, es muy letal, y a cualquiera agrede.

Las medidas higiénico-sanitarias en La Habana continúan de estricta observancia para evitar la proliferación de este y otros padecimientos, también perjudiciales. En momentos que se aproxima la etapa de calor y también el mes de las lluvias, habitualmente mayo, resulta preciso prevenir el dengue a través del mosquito Aedes Aegypti, y otros gérmenes que también laceran la salud.

No descuidar el autofocal y erradicar las acumulaciones de agua en tanques destapados o sin la protección requerida, y seguir las indicaciones de Servicios Comunales sobre la recepción de los desechos sólidos en contenedores de basura en los horarios comprendidos entre las 18:00 y 20:00 (hora local).
Si todos unidos cooperamos con los abnegados trabajadores de la Salud, y cumplimos las orientaciones del Gobierno y Estado Cubano, de seguro más temprano que tarde podremos vencer este nuevo desafío que implica salvaguardar la vida humana. ¡Quédate en Casa! Cuídate, y protege a tu familia.

Aixa Alfonso

amss/Tomado de Tribuna de La Habana

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × dos =