Federación Culinaria de Cuba se suma a la lucha contra la COVID-19

La Federación Culinaria de Cuba se suma a las iniciativas de elaborar alimentos para que las personas consuman en sus casas en un momento en el que las máximas autoridades del país y de Salud Pública llaman al aislamiento social.

Odlavin Castellanos, vicepresidente de la organización que agrupa a profesionales de la cocina y la gastronomía, explicó a Tribuna de La Habana que a partir de la situación generada por la epidemia de la COVID-19 valoraron las posibilidades de la Federación de insertarse y contribuir en la alimentación del pueblo.

Bajo ese concepto estudiaron los costos, de manera que las ofertas respondan a dos objetivos: “poner al alcance de la personas platos con precios asequibles y, a su vez, no les generen pérdidas”, indicó.

Entre las opciones están las croquetas, yuca rellena –brindaron papas rellenas cuando tuvieron disponible el tubérculo-, así como platos de pollo y cerdo en varias modalidades: bisté -empanado y grillé-, por ejemplo, con varios precios en pesos cubanos (cup).

Igualmente elaboran variedades de postres caseros: torrejas, mermelada, cascos de guayaba y flan, entre otros; además de que preparan condiciones para hacer dulces de harina con precios entre dos y tres pesos, así como algunos mini cake.

“Hacemos gestiones con diferentes entidades y con el Ministerio de Comercio Interior para ver cómo nos pueden proveer de alguna materia prima que pueda hacer falta para, desde el proyecto Artechef, poder hacer esta contribución a la población en las actuales circunstancias”, señaló.

Según Tribuna de La Habana las solicitudes se hacen por vía telefónica, al número 78311089.

“Normalmente los pedidos se realizan de un día para otro por teléfono, o temprano en la mañana en Artechef, ubicado en 3ra y B, en el Vedado; y luego las personas acuden con sus envases y los recogen”, explicó Castellanos.

A decir del vicepresidente de la Federación Culinaria de Cuba, algunos clientes les solicitan la entrega a domicilio; sin embargo, no pueden satisfacer ese pedido ya que no cuenta con un parque automotor para poder ofrecer el servicio.

Agregó que también colaboran con la alimentación de algunos trabajadores de la zona: de la tienda Galerías Paseo, las oficinas de Rent a car y del Banco Metropolitano ubicado en Línea, con almuerzos a precios módicos, entre 20 y 65 pesos.

Castellanos afirmó que desde el primer día, atendiendo a la contracción de la economía y antes de que se complejizara la situación, se bajaron los precios de la carta y se conformaron algunos módulos que apenas cubrieran el costo y diera para pagar las utilidades; ya que no han dejado de aportar los impuestos a la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).

Entre otras medidas, se estableció que las personas mayores de 60 años permanecieran en sus casas y se formaron dos equipos que les hicieran llegar los alimentos, con integrantes entre los 20 y 41 años, que residieran relativamente cerca o en camino hacia Artechef del vehículo asignado al proyecto.

Según dijo, “en un equipo joven, de unos seis trabajadores cada uno, que se alterna cada 15 días, elaboran unas 200 comidas al día, además de los postres”.

“Vamos a estar haciendo esta acción mientras se mantenga la actual situación y en dependencia de la disponibilidad de la materia prima”, dijo; a la vez que comentó que hasta ahora lo más complicado es la harina, para la elaboración de croquetas.

“El proyecto tiene productos garantizados; mientras otros se adquieren en el comercio minorista, donde hoy los precios de condimentos como ajo y cebolla son elevados, lo que no permite reducir más los precios”, indicó el vicepresidente la Federación.

amss/Tomado de ACN

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 3 =