La magia de los libros para permanecer en casa

La instrucción de cerrar las escuelas es el pie para que padres y el resto de la familia se pregunte qué voy a hacer con los niños en casa, cómo los voy a entretener. Además de seguir con la educación escolar a través de la televisión; no piensen que solamente series, películas, videojuegos son únicas opciones para los niños y jóvenes. Abogue por la lectura impresa o digital, una gran manera de redescubrirla y aprovechar el tiempo.

Mientras librerías y editoriales han cerrado sus puertas, el internet permite acceder a tele-actividades como presentaciones y colecciones de libros e incluso algunos recitales sobre cuentos infantiles dramatizados. La lectura puede ser una gran compañía ante el deseo del entretenimiento y las plataformas virtuales generan muchos contenidos en este sentido.

Cualquier espacio de su casa será ideal para consumir la lectura como territorio para escapar y viajar sin tener que movernos del lugar. Las librerías y casas editoras adoptan el servicio de las redes como vía para permanecer abiertos al diálogo con los lectores. Hoy existen múltiples plataformas con innumerables títulos que permiten las descargas y se pueden encontrar con una búsqueda rápida online.

Introspectivas quizás, instructiva siempre, convierta la lectura en una forma de emplear sustancialmente su tiempo de cuarentena y en una oportunidad para compartir en familia sin salir de casa.

La lectura será el punto de encuentro. La afamada hora del cuento puede convertirse en la mejor manera de romper la rutina; y al contarlos, el niño se emocione y acepte entrar y ser parte de ese mundo.

Algunos de los títulos y autores que les sugiero son:

– El cochero azul, Dora Alonso.
– Como soplo de luz, Nersys Felipe.
– El principito, Antoine de Saint-Exupéry.
– La isla del tesoro, Robert Stevenson.
– Don Quijote de La Mancha, Miguel de Cervantes y Saavedra.
– Sueños y cuentos de la niña mala, Julio M. Llanes.
– La guerra de los mundos, H.G. Wells.
– Los hijos del capitán Grant, Julio Verne.

Para los adultos de casa, autores como Stephen King, Gabriel García Márquez, Isabel Allende, Jorge Luis Borges, Mario Benedetti, Pablo Neruda y otros muchos, seguramente serán motivos para compartir reflexiones y generar una suerte de debate en el que toda la familia opine; pues lo primero que les aportará cada libro es sabiduría, luego llegará el entretenimiento y la diversión.

Lea y mantenga activo su cerebro. Ya sea la lectura crítica o por placer, ello irá a favor del desarrollo de su concentración y de la comprensión. Canalice su ansiedad, despeje su mente, tenga en perspectiva el actual contexto sanitario y elija permanecer en casa

Lisday Martínez Saaavedra

amss/Tomado de Radio Enciclopedia con información de Cubarte

Impactos: 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + 11 =